Las elecciones vascas se celebrarán el 25 de septiembre

Urkullu ha decidido adelantar la convocatoria ante la posibilidad de que haya que ir a unas terceras elecciones generales.

LD/Agencias

Las elecciones autonómicas vascas se celebrarán el próximo 25 de septiembre. Por tanto, el decreto de convocatoria de los comicios se dictará el próximo lunes, 1 de agosto, y al día siguiente, martes, se publicará en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV).

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha comparecido a las 14:30 horas en la Lehendakaritza ante los medios de comunicación para anunciar la fecha de los comicios, tras haber reunido de forma extraordinaria el Consejo de Gobierno a las 13:30 horas.

Ante la situación de incertidumbre creada en el ámbito estatal, al no poderse conformar Gobierno por el momento y al no descartarse la posibilidad de celebrar unas terceras elecciones generales, Urkullu ha decidido adelantar la cita electoral en Euskadi al 25 de septiembrepara que el debate de los comicios vascos se vea lo menos influido posible por la inestabilidad y una eventual campaña en el Estado.

Decisión causada por Rajoy

Iñigo Urkullu ha explicado que adoptó esta decisión este pasado jueves, al comprobar que, pese a aceptar la propuesta del Rey para tratar de formar Gobierno, Rajoy "ni siquiera ha garantizado" que va a someterse a una sesión de investidura.

El lehendakari ha afirmado que, por tanto, sigue sin existir "certeza alguna", de forma que continuará "la incertidumbre" en torno a la gobernabilidad de España. En este contexto, y pese a que la previsión inicial era celebrar las elecciones autonómicas a mediados o finales de octubre, ha optado por convocar los comicios el 25 de septiembre. Aún así, Urkullu ha asegurado que hha sido una decisión "muy meditada", fruto de una reflexión "profunda y compartida", de menos de 24 horas, eso sí.

"Lo mejor es que los vascos puedan adoptar su decisión para tener un Gobierno vasco cuanto antes", ha indicado. La decisión ha sido adoptada, según ha asegurado, con el objetivo de que "la inestabilidad e incertidumbre afecten lo mínimo posible a Euskadi".

Urkullu ha considerado que podría formularse incluso la "hipótesis" de que una eventual sesión de investidura se celebrara en la tercera semana de agosto, a partir de la cual, y ante el previsible fracaso de dicha tentativa, empezase a correr el plazo de dos meses para poder realizar una nueva tentativa. "En esa hipótesis nos situamos en la tercera semana de octubre", ha manifestado. 

Además, ha argumentado que el cierre de la legislatura se produce cuando el Gobierno autonómico ya ha "cumplido" su programa y una vez que el Parlamento ha "culminado" su actividad con el pleno de este pasado jueves, en el que fueron aprobadas las dos últimas leyes de la legislatura.

A continuación