Sánchez no cierra la puerta a presentarse a la investidura si fracasa Rajoy

Insiste en que no apoyará la investidura de Rajoy pero garantiza que no habrá terceras elecciones.

Libertad Digital

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, reiteró este jueves al Rey su "no" a Rajoy. Tras agradecer "el papel exquisito del Rey con todos los interlocutores", en clara referencia a Rivera, Sánchez dijo que ha trasladado a Felipe VI la posición del PSOE. "Para superar el actual bloqueo la condición necesaria es que se produzca la investidura". "Lo trascendente no es el resultado de la investidura, sino que se produzca. Esa es la auténtica responsabilidad constitucional que tiene Rajoy como líder de la fuerza con más escaños. Lógicamente Rajoy debe someterse a la investidura".

Dijo Sánchez que "el PSOE no va a entorpecer las negociaciones de Rajoy para lograr una mayoría. Pero sí recuerdo que nosotros somos la segunda fuerza en el parlamento, pero la primera fuerza del cambio, que no quería a Rajoy como presidente del Gobierno. El partido Socialista no va a apoyar aquello que quiere cambiar".

El candidato socialista dijo que el "falso dilema" que plantea el PP es si el PSOE tiene o no que abstenerse. "No. El dilema es si Rajoy es capaz de articular una mayoría suficiente que le permita gobernar este país. Lo que no es de recibo es que la alternativa sea que el resto de fuerzas le hagamos su trabajo".

Pedro Sánchez dijo que no hay que "malinterpretar" los resultados de las elecciones. "La primera fuerza es el PP, pero tiene que tender puentes con los aliados potenciales. Hay dos bloques en el Congreso, uno de mayoría conservadora", en la que incluyó al PP, a Ciudadanos y a los nacionalismos, y "otra mayoría que quiere cambiar las cosas". En este saco no metió a nadie. "Lo que tiene que hacer Rajoy es ofrecer a sus aliados una políticas distintas a las que ha venido realizando, un gobierno conservador y no continuista". Pedir al PSOE que apoye a Rajoy "es alterar los resultados electorales".

En su comparecencia, Sánchez se comprometió a hacer oposición de forma leal: "No tiene por qué ser una legislatura corta". También se manifestó convencido, pese al bloqueo y a la posición de su partido, de que "habrá gobierno" y "la legislatura echará a andar". "Encontraremos la solución en las próximas semanas".

En el turno de preguntas, le interrogaron sobre los rumores que apuntan a que se está configurando una posible alternativa de izquierdas. Y Sánchez no quiso descartar si él estaría dispuesto a encabezarla, si Rajoy fracasa. "No es tiempo de elucubraciones, es el tiempo del señor Rajoy. La clave no es quién gana y cuál es el resultado, la clave es que se celebre esa investidura y se presente el señor Rajoy", se limitó a decir.

En cualquier caso, por más que los periodistas han insistido, Sánchez ha contestado con evasivas, repitiendo una y otra vez que es el momento de Rajoy, y que es el presidente en funciones quien tiene que "ponerse a trabajar", ninguna otra opción ha contemplado, pero tampoco la ha descartado. 

También se ha referido, a preguntas de los periodistas, por el manifiesto publicado este jueves por el diario El País, donde varias decenas de intelectuales piden un Gobierno de PSOE, Ciudadanos y Podemos. Sánchez ha querido agradecer "de corazón a todos los firmantes que hayan dado un paso al frente y se posicionen desde el punto de vista político". No obstante, se ha limitado a calificar la propuesta de bienintencionada antes de descartarla porque "Pablo Iglesias ya ha descartado esa posibilidad".

También se pronunció sobre los partidos separatistas y el papel que podrían jugar apoyando a unos u otros: "Hay que quitar el cordón sanitario a los nacionalistas, porque hay que ofrecer una salida a los catalanes", decía y criticaba que durante los últimos años "hemos tenido un gobierno en Madrid que ha despreciado lo que ha sucedido en Cataluña".

A continuación