La sanidad española de "vacaciones": 10.000 camas menos en los hospitales

El sindicato CSIF denunció que los hospitales españoles cerraron 10.603 camas en el conjunto del Sistema Nacional de Salud.

Paloma Cuevas.

Menos trabajadores, cierre de camas e incremento del volumen de trabajo. Esta es la realidad que viven muchos hospitales públicos en nuestro país en los meses de verano desde que comenzó la crisis económica. Este año ha vuelto a suceder, llegan los meses estivales, los sanitarios se van de vacaciones y los centros se quedan bajo mínimos.

Desde el sindicato de funcionarios CSIF denunciaron este jueves que solo se cubren de media el 10% de las bajas del personal de vacaciones. Por tanto, a los que se quedan el trabajo se les acumula y eso, inevitablemente, repercute de una u otra forma en la atención de los pacientes. Se reduce la plantilla y el número de camas disponibles. Según los datos recabados por CSIF, hasta el 21 de julio los hospitales cerraron 10.603 camas.

Una disminución que afecta a todo el país pero sobre todo se deja notar en: Andalucía (donde han dejado de contar con 2.350 camas), Madrid (1.510), Galicia (1.250), Comunidad Valencia (950) y País Vasco (900). Precisamente, en muchas de estas comunidades como Andalucía, Comunidad Valencia y Madrid aumenta la población en verano debido a la llegada de turistas que, en muchas casos, son atendidos por la Sanidad Pública. 

Una situación que se repite cada año, según CSIF que culpó a los gobiernos autonómicos de "todos los signos políticos" de actuar con una "dejadez generalizada". En medio de este escenario, CSIF reclamó al gobierno en funciones y al conjunto de las fuerzas políticas que tomen conciencia de “la gravedad de la situación” que vive la sanidad. Exigen que este asunto se incluya en “las conversaciones para la investidura” y que que se cree una convocatoria de empleo público para el próximo año con el objetivo de mejorar la calidad de la sanidad española.

A continuación