Teresa Rodríguez se desdice y apoya ahora un gobierno de Pedro Sánchez

Las condiciones mínimas exigidas por Rodríguez serían la derogación de la Lomce, de la reforma laboral o de la llamada "ley mordaza".

Pedro de Tena (Sevilla)

Inesperadamente, calientes aún las coacciones de los partidarios de Kichi al portavoz socialista en el Ayuntamiento de Cádiz que desembocó en denuncia policial, tras el golpe presupuestario perpetrado por Kichi en la Tacita de Plata y tras su numerito de organizar un homenaje a la Venezuela de Nicolás Maduro en plena crisis de relaciones con España, su compañera y lideresa de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha ofrecido al PSOE un gobierno dirigido por Pedro Sánchez con el fin de que no gobiernen Mariano Rajoy ni el PP.

Recuérdese que hace sólo unos meses fue el rechazo de Podemos a la investidura de Pedro Sánchez, en buena medida impulsado por la extrema izquierda de Podemos donde se encuentra Teresa Rodríguez, el que tuvo como consecuencia unas nuevas elecciones el pasado 26 de junio.

Según El Mundo, la propuesta de Rodríguez se ha concretado a nivel "personal" y conlleva un acuerdo de mínimos con el PSOE de Pedro Sánchez. Dado que Podemos dispone de 71 escaños y el PSOE de 85, se está hablando de un gobierno en minoría con 156 diputados sobre un total de 350. Una hipotética combinación de Partido Popular y Ciudadanos llegaría a sumar 169 escaños (137+32).

Las condiciones mínimas exigidas por Rodríguez serían la derogación de la Lomce, de la reforma laboral, de la reforma de la administración local, de la llamada "ley mordaza", la restitución del artículo 135 de la Constitución a su formulación previa a la modificación aprobada en 2011, la subida del salario mínimo interprofesional y una reforma fiscal en los términos en los que el propio PSOE los lleva en el programa.

Teresa Rodríguez renuncia de manera evidente al programa de Podemos y se limita a que el PSOE cumpla sus compromisos electorales con tal de impedir la continuidad de Rajoy en La Moncloa, pero eso no conlleva entrar en un futuro gobierno de coalición.

Coincide la lideresa de Podemos con el coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, que hace una semana apostó por "agotar todas las vías" para que se construya una alternativa a un Gobierno del PP.

En la trastienda política, se sitúa el temor de la podemita y Maíllo a que Susana Díaz, con la que mantienen una clamorosa hostilidad, pueda acceder a la máxima responsabilidad en el PSOE. Según los máximos líderes de la izquierda comunista andaluza, Susana Díaz dará sus votos, de una manera u otra, para que Mariano Rajoy gobierne.

Pablo Iglesias aseguró este martes que en su formación tienen "los oídos muy bien abiertos" por si el líder del PSOE les propone "otro tipo de Gobierno" u "otro tipo de acuerdo" diferente al que acordó tras el 20-D con Ciudadanos, al que sigue vetando.

A continuación