Dónde están y de dónde vienen los 305 refugiados que ya ha acogido España

El programa del Gobierno les garantiza alojamiento, manutención, inserción laboral, asistencia jurídica o ayudas económicas.

J. Arias Borque

Pasaban unos minutos de las 19.00 horas del pasado jueves cuando una aeronave procedente de Atenas (Grecia) tomaba tierra en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. A bordo del mismo viajaban un pequeño grupo de refugiados, dos hombres, dos mujeres y dos menores, todos de nacionalidad siria, que tratarán de empezar una nueva vida en nuestro país huyendo del terror de la guerra en su país. Su destino final serán las Islas Baleares.

Desde que los países de la Unión Europea se pusieron de acuerdo para repartirse diferentes cupos de refugiados, han sido muchos los problemas logísticos y administrativos que han tenido que resolverse para que cada uno de los países pueda empezar a hacerse cargo de los refugiados que les correspondían. Los primeros en llegar a España lo hicieron el pasado noviembre. Después llegó un segundo vuelo en diciembre. 18 regufiados provinientes de Eritrea y Siria.

Más de cinco meses tuvieron que pasar para que se restableciese el flujo, pero en las últimas dos semanas de mayo y todo el mes de junio han ido llegando a nuestro país otros 287 refugiados en una decena de viajes procedentes de los hotspot de Grecia, Italia, Líbano y Turquía. En total, a día de hoy, hay 305 refugiados en nuestro país, de los que 233 son de nacionalidad siria, 32 iraquíes, 39 provienen de Eritrea y uno de República Centroafricana. Son 127 hombres, 54 mujeres y 124 menores.

El mayor número de refugiados se encuentran en Cataluña, exactamente, 39. Allí han sido distribuidos entre las provincias de Barcelona (14), Tarragona (14) y Lérida (11). A continuación llega la Comunidad de Madrid, con 35 refugiados, seguida por las Islas Baleares, que ya han acogiado a 34 refugiados. Precisamente, a esta región fueron los últimos seis que llegaron el pasado jueves procedentes de Grecia.

Tanto en el País Vasco como en Castilla y León hay 33 refugiados. En la primera, están distruibuidos en los tres territorios históricos: Álava tiene 3, Vizcaya 11 y Guipúzcoa 20. En la segunda, el reparto no es tan homogéneo. La provincia de León acoge a 14, la de Burgos a 8, Valladolid a 6 y Salamanca a 5. Hasta la Comunidad Valenciana han llegado otros 23, de los que 12 están en la provincia de Alicante y 11 en la de Valencia.

En Andalucía hay 22 refugiados (todos en la provincia de Sevilla), en Navarra 20, en el Principado de Asturias han ido a parar 14 y a la Región de Murcia 12. Tanto en La Rioja como en Aragón (todos en la provincia de Zaragoza) hay 9 refugiados, y 4 en Castilla La Mancha (los cuatro en Guadalajara).

En lo que a distribución geográfica se refiere, falta por conocer el destino de los 18 primeros en llegar, los que los hicieron en noviembre y diciembre de 2015. Libertad Digital se ha puesto en contacto para conocer su ubicación con el Ministerio del Interior y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que terminaron remitiendo a Vicepresidencia del Gobierno. Tras más de tres semanas, varias llamadas de telefónicas y algún que otro email, el departamento de Soraya Sáenz de Santamaría sigue sin facilitar esas ubicaciones.

El programa diseñado por el Gobierno español para estos refugiados les garantiza el alojamiento y la manutención; un servicio de asistencia jurídicas y psicológica; atención social y asesoramiento, acompañamiento a centros escolares, sanitarios y sociales públicos; aprendizaje del idioma y habilidades sociales básicas, orientación e intermediación para la formación profesional y la reinserción laboral, actividades culturales y ayudas económicas.

A continuación