"Los abuelos españoles han salvado a sus nietos" porque recuerdan la Guerra Civil

Mariano Rajoy ha decidido iniciar una guerra de nervios desde su tumbona. Una prueba de fuego para PSOE y C's.

Pilar Díez

"Rajoy ofrecerá a Sánchez un gobierno de salvación nacional", dice El Mundo en un derroche de dramatismo. Pero sin prisas eh, "le propondrá en los próximos días la vicepresidencia y la mitad de los ministerios de un Gabinete de coalición" y "de no aceptar el líder socialista el presidente estaría dispuesto a negociar un pacto de legislatura de dos años". No me lo creo. Y mientras, "Merkel urge a Rajoy por teléfono a formar gobierno cuantos antes". ¿Urge? ¿A Rajoy? Esta mujer no conoce a nuestro Mariano. Dice el editorial que hay "urgencia" para formar gobierno y "en esta ocasión Rajoy parece dispuesto a intentar alcanzar acuerdos", por lo que "ya ha empezado a moverse". Sin ir más lejos, ayer llamó por teléfono a Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria, "con quien se entrevistará el próximo martes". ¡Por Dios, qué estrés!, pobre Rajoy. "El primer objetivo que se ha marcado el PP es ganarse al PSOE", de ahí que haya llamado primero a Oramas, ¿capisci? "Los socialistas deben tener altura de miras para sentarse a negociar con el PP con la vista puesta en ese gran acuerdo para formar un gobierno de concentración". ¿Es que quiere Cuartango cargarse al PSOE?

Federico Jiménez Losantos denuncia que La Sexta "no ha tardado dos días en partir al rescate del Soviet Supremo de Podemos". "Antonio García Ferreras intentó hacer el boca a boca a su amigo náufrago Pablo Iglesias el martes de ceniza, pero el ahogado, tal vez víctima del lexatin, apenas pudo regurgitar el amargo trago del domingo. Así que, al día siguiente, llamó a la brigada titiritera de emergencia para sostener la teoría del pucherazo electoral". "En cualquier momento, Ferreras puede anunciar: 'Tres fuentes de la lucha antifranquista confirman a La Sexta que se han encontrado restos de al menos dos interventores suicidas con tres capas de calzoncillos y una foto de Franco entre el segundo y el tercer calzoncillo ¿Hay pucherazo? ¿Quién ha sido?'. Y todos a cercar las sedes del PP. Si salió en 2004 y aún no ha explicado Ferrerras dónde están los islamistas suicidas, ¿por qué no intentarlo otra vez?". A Jorge Bustos, de todas las chorradas que ha dicho Podemos para justificar su fracaso, la que más le mola es la de los viejos. "Los abuelos españoles han salvado a sus nietos de una amenaza que no necesitan exagerar, porque guardan memoria guerracivilista de su triste certeza. No es que a los viejos les guste la corrupción; no es que les embargue una nostalgia del franquismo que se consuelan con el PP; es que la experiencia les ha persuadido de que no existen los inmaculados, y a cambio han aprendido a ponderar el mal menor entre el asco y la ruina". Algún día estos chavales darán las gracias a sus abuelos.

El País no se mete a formar gobiernos, abre con un reportaje de Vargas Llosa y relega a las columnas de portada las andanzas postelectorales. "Díaz rechaza la gran coalición de Gobierno entre PP y PSOE", como era de esperar. En el editorial da consejos a Ciudadanos, que tiene que "redefinir su identidad" y de paso a ver si intentan "hablar con una sola voz" y no cada uno a su rollo desmintiéndose unos a otros todos los días. También está la opción de cerrar la boca, pero esa no la contempla El País. "Es posible que corra riesgos si se desmarca de la línea de centroizquierda y se sitúan en el centroderecha", dice absurdamente, "pero no es menos cierto que asociarse al bloqueo político le puede costar caro". Eso ya es más razonable. "Prolongar la indefinición y las dudas puede restar valor a la marca Ciudadanos porque el mayor desgaste vendrá de la marginalidad y la inacción". O no. Tampoco pasa nada por tomarse unas vacaciones y estarse quietecito mientras se despereza Rajoy.

ABC dice que "Rajoy abre una ronda de contactos y sitúa al PSOE como objetivo preferente". Por eso ha empezado por Coalición Canarias. Bieto Rubido apunta a unas terceras elecciones. "Mucho me temo que vamos a unas nuevas elecciones" porque "Rivera y Sánchez quieren hacer imposible la gobernabilidad de España". Bieito tiene una teoría. Rivera y Sánchez tienen "una patológica envidia a Rajoy. La envidia nunca es sana. Es, eso sí, una de las formas más sinceras de admirar a alguien". Ahora jugamos al psicoanálisis. Manuel Marín advierte. "Si hay nuevas urnas, el electorado no hará prisioneros y disparará a matar". Ignacio Camacho examina a Podemos. "A ninguna de las facciones parece pasársele siquiera por la mente la posibilidad de que su oferta no les guste a los ciudadanos", "que éste no sea un país tan extremado". Incluso que "generan entre las clases medias un patente rechazo". "Que cuando se grita con énfasis revanchista que el miedo va a cambiar de bando puede suceder que, en lógico efecto, el miedo cambie de bando". Y claro, de tanto invocar al miedo, pues toma miedo. Es como jugar a la Ouija y que se te aparezca un espíritu, que te llevas un susto de muerte.

La Razón dice que "el PSOE abre la vía a dar una 'abstención mínima' al PP" y explica que "Rajoy llama a CC a la espera de que Sánchez se mueva del no es no". Ahhh, ¿y si no le llama cómo lo va a saber? También cuenta que "Podemos pregunta a las bases si el fracaso se debe a su alianza con IU o a su origen chavista". ¿Porque no se compran una bola de cristal? El editorial pide a Cudadanos que negocie con Rajoy. Y dale molinos, ¿acaso Rajoy ha llamado a Rivera? "El partido de Rivera está obligado a sentase a negociar con el PP sin que ello signifique que tenga que aportar los escaños sin contrapartida. Pero mantener el rechazo sectario a Mariano Rajoy o imponer condiciones imposibles llevará a Ciudadanos a sufrir un mayor castigo", dice disfrutando con antelación. "Porque los españoles quieren ya un gobierno estable". Pues eso díselo a Rajoy, Marhuenda, que es él que se ha echado a dormir la siesta.

A continuación