Que Pablo Iglesias no le dé más vueltas: la "única razón" del batacazo de Podemos

Persisten los análisis de los resultados electorales mientras esperamos sentados a Rajoy.

Pilar Díez

El Mundo abre con que "España y Francia vetan que Escocia negocie su independencia con la UE". Léase Cataluña. El editorial se hace eco de la amenaza de Rajoy de ir a otras elecciones. "Si nadie se mueve, el desenlace será el mismo". "La situación es peligrosamente parecida a la que provocó la repetición de las elecciones", advierte. Y coloca el marrón a PSOE y C's. "La respuesta de Sánchez y Rivera ha sido la misma que hace seis meses". ¿La respuesta de Rivera a qué? Rajoy ha dejado claro que sólo quiere hablar con el PSOE, no necesita a Ciudadanos. "El mapa político actual obliga al PSOE y Ciudadanos a hacer un gesto para facilitar la gobernabilidad del país porque sería un disparate que los españoles tuvieran que volver a votar por tercera vez antes de las Navidades", avisa. "Solo nos queda apelar al sentido de la responsabilidad de Sánchez y Rivera para que pueda haber por fin un gobierno. Y también al de Rajoy para que ofrezca una negociación abierta y generosa a sus adversarios políticos, sin dar por hecho que tienen que apoyarle por haber encabezado la lista mas votada". ¿Rajoy negociar? ¿Rajoy generoso? ¿Nuestro Rajoy? No lo verán nuestros ojos.

El País dice que "Rajoy ofrecerá a Sánchez entrar en un Gobierno de coalición". Claro, para que le diga que no y tener una excusa para ir a otras elecciones y cargarse a Ciudadanos. El editorial ahonda en el fracaso de Pablo Iglesias. "El retroceso de Podemos deja a su líder, Pablo Iglesias, en una complicada posición (…) La decisión de Iglesias de forzar la repetición de elecciones y concurrir en coalición con IU se ha revelado como un gran error. El hiperliderazgo de Iglesias se ha sostenido sobre su áurea de invencibilidad. Ahora que Podemos y su líder no solo han tocado techo sino que han retrocedido, se generalizan las demandas de un cambio profundo que abra el partido al debate interno y represente mejor la pluralidad de sus votantes, simpatizantes y cuadros dirigentes". ¿Qué pluralidad? ¿La de los que no aceptan que haya gente que no piense como ellos e insultan a los que no les votan? "Podemos ha quedado configurado como un gran partido de oposición, pero sin mucha capacidad de condicionar la agenda política". Menos mal. Dice El País que, pese a los consejos de los sabios, "Ciudadanos mantiene su negativa a apoyar a Rajoy". Ellos verán, si quieren morir jóvenes… Porque verán, como dice Ramoneda, Rajoy no va a ceder en nada, no le ve cambiando las cosas. "Para que se pueda llegar a acuerdos sólidos" con Rajoy "debe cambiar su programa y el candidato". Ya, pero da la casualidad de que ese programa y ese candidato han ganado las elecciones. "Cuesta imaginar que quien ha aguantado hasta aquí, desafiando la lógica del interés general, vaya a ceder ahora. Y más conociendo el criterio que ha guiado su carrera: resistir". Y hay que admitir que se le da como hongos.

ABC dice que "España veta que Escocia siga en la UE sin Reino Unido". Bieito Rubido analiza el desparrame de Podemos contra los "viejos" por no votarles a ellos. "La turba furiosa que la extrema izquierda lanzó días pasados en internet pretendía negar el voto a la tercera edad. Aunque la recta final de la vida es tiempo de indiferencia, es normal que quien tiene experiencia ponga en cuarentena todo aquello que prometen los nuevos salvapatrias". Tampoco hay que hacerles mucho caso, esa turba pone a parir a todo el que les lleve la contraria, está en su naturaleza fascista. El editorial echa una mano a Pablo Iglesias en su análisis del tortazo de Podemos. Que no le dé más vueltas "en España no hay base social de ultraizquierda suficiente como para que Iglesias gobierne". No le han votado "por la única razón de que España no es comunista". Que se ahorre Bescansa sus sesudos análisis. Albiac ha desentrañado "el mensaje" de las urnas. "Los ciudadanos españoles no han votado a Rajoy, ni a Sánchez ni a Rivera. Han votado contra un Iglesias del que cual saben que tan solo puede venirles la pérdida de derechos y la segura ruina". Pero, al loro, "si los partidos democráticos hacen oídos sordos a lo que la ciudadanía les ordena, la próxima ofensiva populista puede ser la definitiva". Isabel San Sebastián se pone de guardiana de las esencias y rebate a los que aconsejan a Ciudadanos dejarse de vetos. "La razón práctica presiona a C's para que apoyen a Rajoy. La ética política les liga a la palabra dada a sus votantes". Es lo que tiene la vida, que hay veces que hay que dejar a un lado los valores elevados. "De momento Rivera se atiene a lo dicho respecto de Rajoy, sigue apostando por una coalición a tres y anuncia que no entrará en fórmula alguna que incluya al nacionalismo vasco (…) Ningún votante de los naranjitos entendería lo contrario". Anda, si resulta que Isabel San Sebastián se ha erigido en portavoz de todos los votantes de Ciudadanos. Mira tú que si entre los tres millones de votantes de los naranjitos hay alguno que le ha votado pensando en España en general y no sólo en el País Vasco.

La Razón habla de la "purga en Podemos: 'las malas hierbas serán extirpadas'". Uy, qué miedo da esta gente, por Dios. Y luego se quejan. La Razón se suma hoy al grupo de sabios que aconseja a Rivera levantar el veto a Rajoy. "Miembros de la Ejecutiva de C's piden levantar el veto a Rajoy". Marhuenda se frota las manos con el trompazo de los "partidos emergentes". "Explotaron la idea de que eran el soplo de aire fresco que los ciudadanos anhelaban " y "han bastado unos meses para que el encanto de lo nuevo haya caído (...) Morados y naranjas han sufrido una ducha fría de realidad cuando menos lo esperaban y su reacción ha estado lejos de lo que nos habían vendido". Disfruta, Marhuenda, disfruta, te lo mereces. Martín Prieto le augura a Rivera "el camino de su partido gemelo UPyD". Fernando Rayón practica la caridad cristiana y anima a Ciudadanos. "Tiene una oportunidad histórica, ánimo hombre. Al PP también le vendría bien su presencia y estímulo". Uy como te oiga tu jefe, con la manía que les tiene. Cristina López Schlichting dice que "la gran victoria del 26 de junio no ha sido la del PP, tampoco que el PSOE aguantase el tirón como un jabato, sino el freno que los votantes le han echado a Pablo Iglesias. Qué susto, este señor. Qué cosas dice. Lo mejor del domingo han sido los electores, que han parado en seco la locura en la que nos veíamos envueltos (…) Estoy muy orgullosa de España". Alguien que no se alegra del batacazo por Ciudadanos, sino por Podemos, un bicho raro en este periódico.

A continuación