El PP pierde todo horizonte de victoria en Andalucía con Rajoy y Juanma Moreno

La política de los populares en estos meses sólo tiene un único beneficiario en la región: Podemos.

Pedro de Tena (Sevilla)

En las elecciones generales del año 2011, tras la comúnmente considerada desastrosa gestión del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, el PP se imponía en toda España por mayoría absoluta y especialmente lo hacía en un territorio maldito para su formación como ha sido y vuelve a seguir siendo Andalucía.

En las elecciones generales del año 2008, el PSOE había arrasado en Andalucía obteniendo 36 escaños quedando a gran distancia el PP con 25 escaños. Izquierda Unida no obtuvo ninguno.

Pero en el año 2011, tras dos gobiernos consecutivos de Rodríguez Zapatero, el PP invertía la situación electoral logrando 33 escaños dejando al PSOE en 25 y consiguiendo Izquierda Unida 2 puestos en el Congreso. La esperanza de conseguir un vuelco electoral en Andalucía estaba plenamente justificada.

Pero a partir de 2011, el efecto del gobierno Rajoy y sus decisiones políticas en Andalucía –entre ellas, el nombramiento de Juanma Moreno como nuevo presidente del PP andaluz tras un escándalo político monumental- tuvieron como consecuencia que en las pasadas elecciones de 2015, el PP perdiera nada menos que 12 escaños, el PSOE perdiera otros 3 e irrumpieran con una fuerza inusitada tanto el conglomerado Podemos con 10 escaños y el nuevo partido nacional, Ciudadanos, con 8.

Desde entonces, el PP perdía sucesivamente las elecciones municipales y europeas retrocediendo posiciones de manera sistemática.

Este jueves se conocieron los resultados de la encuesta preelectoral del CIS y el retroceso del PP continúa, a pesar de la situación del PSOE y tras la gestión de la crisis política realizada por Mariano Rajoy y la labor de oposición del PP andaluz. En tal encuesta, el PP bajaría otro escaño más hasta quedarse en 20. El PSOE bajaría de nuevo hasta los 20 diputados mientras que Podemos ascendería hasta los 14 escaños (4 más que hace unos meses) y Ciudadanos se quedaría en 8.

Sea por lo que sea, el hecho consumado hasta el momento, salvo que en las elecciones generales del próximo 26 de junio se produzca una sorpresa mayúscula, es que el PP ha perdido todo horizonte de victoria en Andalucía y que durante su mandato de gobierno, partidos inexistentes en 2008, Podemos y Ciudadanos, logran en la encuesta oficial 22 escaños mientras PP y PSOE obtienen 20 cada uno.

El hecho incuestionable es que la política de Rajoy y Juanma Moreno en estos meses tiene un único beneficiario en Andalucía, que es Podemos, que queda en la encuesta del CIS a sólo 6 escaños de endiñarle un sorpasso a los dos partidos tradicionales. De confirmarse estos datos en las elecciones próximas y de mantenerse la tendencia, Andalucía quedaría en manos de Podemos en las próximas elecciones autonómicas.

A continuación