Cayetana Álvarez de Toledo: la voz de Garre implica que "el iceberg del PP empieza a resquebrajarse"

La exdiputada del PP subraya la importancia de las primeras voces discordantes en el partido, críticas con la candidatura de Rajoy.

LD/Agencias

La exdiputada del PP y directora del Área de Internacional de la Fundación FAES, Cayetana Álvarez de Toledo, aseguró este miércoles que la voz del expresidente de Murcia Alberto Garre revela que "el iceberg del PP empieza a resquebrajarse". Aseguró que "el marianismo ha caducado políticamente" y es necesario abrir un debate sobre "el proyecto" y "no sobre las caras".

En declaraciones a Servimedia preguntada por las palabras de Garre que, públicamente, pidió que el presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, "dé un paso atrás" para que el PP pueda seguir gobernando y advirtió "del clamor silencioso" que pide la renovación en el PP, Álvarez de Toledo señaló que "el iceberg del PP empieza a resquebrajarse, más vale tarde que nunca".

Reconoció que "hubiera sido mejor" que estas voces hubieran empezado a expresarse en público, como hizo ella, "hace un año". De esta forma, cree que habría habido tiempo para "un proceso de reflexión profunda dentro del partido".

Álvarez de Toledo lamentó que el PP está inmerso en un "silencio sepulcral" lo que, afirmó, es "síntoma de un blindaje". "Por supuesto que hay clamor, no se habla de otra cosa", aseguró la exdiputada del PP para pedir que "dejemos de hablar a la sombra sobre las caras" y "hablar en público sobre el contenido del proyecto de centro-derecha" porque, dijo, "lo que ha fracasado es la ausencia de un proyecto político".

En este sentido, discrepó con Garre sobre el hecho de que el problema se soluciona con la salida del líder del PP y advirtió de que "más allá de que Rajoy tenga que dar un paso atrás", "no es un problema de caras, sino de contenidos".

"Para el marianismo, Mariano Rajoy es el mejor marianista", dijo para avisar de que "la solución no es un marianismo 2.0, más light, más joven y más cosmético".

Insistió en que "el marianismo ha caducado políticamente" y "ha fracasado". "Hace falta un nuevo proyecto político en el centro-derecha, limpio, valiente, adulto y de defensa de la democracia frente al populismo y separatismo", subrayó.

"Eso en el centro-derecha implica una reagrupación con Ciudadanos", alegó para apuntar que la estrategia del PP con el partido de Albert Rivera no tiene que pasar "por ignorarles, ni atacarles, sino por intentar ser mejor que ellos". "Ser más limpio, modernos y sumar con ellos", dijo.

Álvarez de Toledo pidió a las personas que se están postulando en privado que eviten "tanto ruido en la sombra" y "tan poca valentía de ir por delante y presentar un proyecto político alternativo".

"No tienen el coraje de decir: yo quiero sustituir al marianismo porque tengo un proyecto", lamentó para advertir de que "el nuevo proyecto político no pasa por coquetear con Podemos", "sino por la defensa de un proyecto de democracia militante".

A continuación