La tránsfuga Irene Lozano pontifica en 'El Mundo' sobre la corrupción

Irene Lozano se marca hoy una perorata en El Mundo sobre cómo combatir la corrupción. El problema es el poder, dice.

Libertad Digital

Irene Lozano, la cabecilla de la operación de linchamiento a Sosa Wagner -que se desató en este mismo periódico- dice que "más que combatir la corrupción, hay que prevenirla". Porque, dice, "la corrupción está estrechamente ligada al poder".

Lozano, que no se despegó del escaño de una UPyD en caída libre hasta que Pedro Sánchez le ofreció saltar a otro escaño del PSOE sin pisar tierra, aconseja ahora a "partidos y líderes políticos renunciar a una parte de su poder". Ante la posibilidad de perder poder, "algunos empiezan a remolonear y prefieren dedicar su energía a fantasear con la posibilidad de atajar la corrupción sin perder poder, solo con gestos aparentes", dice Lozano.

"La corrupción no se combate, se previene, como todo abuso de poder, cuestión medular para la democracia que es en sí misma un sistema de controles, equilibrios y contrapesos en el ejercicio del poder", dice Lozano, que demostró con Sosa Wagner tener un máster en abuso de poder.

Irene Lozano aconseja a los políticos "renunciar al poder", algo "que algunos no parecen dispuestos a hacer". Consejos vendo que para mí no tengo de la tránsfuga de UPyD que traicionó a Rosa Díez tras encabezar la caza contra Sosa Wagner para seguir cobrando de las arcas públicas.

A continuación