Detienen a seis británicos que viajaron a Marbella para matar a un mafioso rival

Una operación conjunta entre policías de Gran Bretaña y España logra la detención de seis británicos que viajaron a Marbella a cometer un asesinato.

LD/Agencias

La Policía ha detenido en Marbella a seis miembros de una organización criminal británica asentada en Manchester y dedicada al tráfico de drogas y ajustes de cuentas que viajaron hasta España para asesinar al jefe de una banda rival que se escondía en nuestro país.

Según la información la Dirección General de la Policía de la que se hace eco Efe, los detenidos, todos de nacionalidad británica -cinco hombres y una mujer- pertenecen a la banda "A team", conocida en la localidad británica de Saldford (Manchester), que está enfrentada con otra, la "Anti A team".

Hasta el punto, de que ambas habían protagonizado en los últimos años enfrentamientos armados, con tiroteos por las calles de Manchester que llegaron a causar la muerte de algunos jóvenes. Finalmente, el líder de "Anti A team" decidió trasladarse a España y ocultarse para evitar que la banda enemiga atentase contra él.

Tras esto la Policía Metropolitana de Manchester y la National Crime Agency (NCA) del Reino Unido pusieron sobre la pista a los investigadores españoles de que el propio jefe de "A team" habría viajado a España para "agilizar" el atentado que tenían planificado, reclutando para ello a más miembros de la organización para ejecutar el plan.

Las pesquisas permitieron localizar en Marbella (Málaga) a los investigados que por sus movimientos buscaban a su objetivo. Ante la posibilidad de que este fuera localizado y atentaran contra él, agentes de los Grupos de Operaciones Especiales de Seguridad (GOES) de Málaga detuvieron a seis personas.

También se registraron dos viviendas, en una de las cuales los agentes hallaron una pistola 9mmm parabellum preparada para ser utilizada, cuchillos de grandes dimensiones que estaban ocultos bajo el cojín de un sofá, varios pasamontañas y guantes negros.

Los investigadores intervinieron además un chaleco lastrado que se sospecha que podía ser empleado para su colocación en el cuerpo sin vida de su objetivo para arrojarlo al mar.

A continuación