Rescatan a un gallego de un pozo tras salir desorientado de un club de alterne

"La vida son dos días y hay que vivirla", dijo a las policías que le rescataron.

Libertad Digital

La Policía Local de Ordes (La Coruña) rescató a Manuel, un vecino sexagenario, que cayó a un pozo tras salir desorientado de un puticlub, según informa La Voz de Galicia.

Manuel pasó la noche en un club de alterne y abandonó el local a eso de las cuatro de la madrugada, al parecer en no muy buenas condiciones. De hecho, emprendió el camino a casa en dirección contraria y, en vista de que no llegaba al casco urbano de Ordes, tras recorrer unos dos kilómetros bajo la lluvia, primero buscó refugio en una casa y, después, se puso bajo la cubierta de un pequeño pozo que había en la propiedad, sentándose en el bordillo del pilón, perdiendo el equilibrio y cayendo dentro. Por fortuna, no estaba lleno de agua y pudo salir ileso tras escuchar sus gritos el dueño de la vivienda.

Dos agentes municipales –dos mujeres que hacían el turno esa noche- recibieron la llamada, se trasladaron al lugar y lo rescataron. Manuel, ajeno al despliegue que había provocado, y antes de llegar a casa, finalmente en taxi para evitar males mayores, comentó a los policías: "La vida son dos días y hay que vivirla".

A continuación