El cuñado de Barberá: "Si mi mujer le da 1.000 euros al PP la corro a bofetadas"

Ante el juzgado donde desfilan cargos del PP valenciano, ha hablado el cuñado de Barberá en defensa de su mujer.

LD/Agencias

El abogado José María Corbín, marido de la hermana de Rita Barberá -que fue jefa del gabinete de la alcaldía de Valencia-, ha manifestado hoy que la exalcaldesa ha dicho no saber de qué la acusan, y que el día que le acusen, contestará.

Corbín, que en el caso Imelsa ejerce además la defensa de la exsecretaria del PP de Valencia Mari Carmen García Fuster, ha realizado estas declaraciones a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Valencia, tras intervenir en un juicio por una compraventa de acciones.

El abogado ha negado cualquier implicación de su esposa, Asunción Barberá, en la presunta trama de blanqueo de capitales en el grupo municipal del PP.

Ha añadido: "Permitidme la licencia, si yo me entero de que mi mujer ha dado 1.000 euros la corro a bofetadas, ni ha dado ni se los ha pedido nadie porque mi mujer no es del PP, es funcionaria de carrera. Eso ya me duele un poco más porque es mi mujer, no tiene vinculación con el PP, vamos a respetar a los funcionarios, ella no sabía nada, por Dios".

Su presencia en los juzgados ha despertado la atención de los periodistas, dado que este miércoles estaban citados tres ediles y siete asesores procesados por blanqueo.

Preguntado por una información publicada recientemente por El Mundo que relaciona a su mujer, Asunción Barberá, con la supuesta trama de blanqueo, Corbín se ha preguntado "de dónde ha salido".

"Totón Barberá es mi mujer, no tiene que ver nada con el PP, no sé si le votaba, fue jefa de gabinete de alcaldía, no está afiliada, y todo lo que ha hecho el PP para bien o para mal no tiene que ver con el gabinete de alcaldía. Eso lo han de saber quienes no vayan de malos. Al final, arrieros somos y quizá ajustemos cuentas en los juzgados", ha advertido. "Si yo hubiese donado algo, desde luego hubiese pedido que me lo devolviesen", ha bromeado.

En referencia a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, Corbín ha asegurado que no es su cliente "porque no está imputada ni investigada", y ha señalado que si eso pasa "a lo mejor buscamos un abogado de mayor categoría o a lo mejor me hago cargo yo, ya veremos, depende de lo que me pague porque yo gratis no trabajo".

En este sentido, ha recordado que en caso de ser imputada, la causa deberá ser derivada a "otro foro"y ha reprochado a la prensa: "Habláis de aforamiento como si alguna persona fuera impune e inmune, cuando -el aforado/a- es tan susceptible de intervención de la justicia como cualquier otro, pero en otro tribunal. En este país solo hay un inmune, el rey, el resto responden ante la justicia en un sitio u otro".

Ha explicado que mantiene una relación familiar con la alcaldesa, que "no solo se ven el día de Nochebuena".

Sobre su clienta en este caso, la exsecretaria del grupo municipal del PP, ha afirmado: "A nadie le gusta que le pongan las esposas y dormir en el calabozo, pero yo como letrado no estoy preocupado. Es un procedimiento secreto, cuando se levante se verán las cosas, lo mismo se archiva o lo mismo es una causa tremenda y se imputa a algún periodista".

Preguntado por si había aconsejado a Barberá que hablase con los medios, ha ironizado al responder: "No aconsejo ni a mis hijas".

A continuación