Rajoy se enfrenta al Ibex y 'ABC' regaña al Rey

No ganamos para sustos con los podemitas mientras la prensa se rompe la sesera interpretando la última payasada de Pablo Iglesias.

Pilar Díez

El Mundo tira la toalla con Rajoy y dice que "el IBEX presiona para que el PP deje gobernar al PSOE y C's". "Altos directivos abogan por que Rajoy se abstenga si Sánchez llega a un acuerdo con Rivera". "'El mejor servicio que podría hacer el presidente a España es marcharse', afirma un empresario". A Rajoy le habrá dado la risa. ¿Desde cuándo quiere él servir a España? La información la firma Casimiro García-Abadillo. "A ver si el PP se atreve a votar en contra de un gobierno de coalición PSOE-Ciudadanos con el riesgo de que ese rechazo nos lleve a un escenario protagonizado por Podemos", dice. No hagas apuestas, Casimiro, es un consejo.

Federico Jiménez Losantos habla de Podemos, esa fuente inagotable de titulares que, como dijo Raúl del Pozo, te da las columnas hechas. "Iglesias va siempre de uniforme descamisado, el liquiliqui de Alcampo, a la Zarzuela , a Moncloa o el Parlamento, pero cuando hay que coleguear con la casta progre, cuya onomástica son los Goya, se pone lo que sea. Pero que se note que va disfrazado, eh, como los actores. Como lo que es". El numerito de Pablito en los Goya también inspira a Pedro G. Cuartango, que cree que "Iglesias saca su alma de pequeño burgués cuando se transmuta en lo que no es para acceder a un mundo que no es el suyo (…) El esmoquin no es una provocación, es una declaración de principios. La otra noche vimos al Pablo Iglesias auténtico porque su verdadero disfraz es vestir en mangas de camisa". Yo no me estrujaría mucho las meninges. Yo no me estrujaría mucho las meninges. Le gusta hacer el tonto a todas horas para llamar la atención y ya está.

El País dice que "el PSOE busca socios entre los aliados de Podemos", en concreto tienta a IU y Compromís. Divide y vencerás. A Jorge M. Reverte le parece que Sánchez es un valiente "por atreverse a lidiar tantos toros bravos en menos de un mes". Y cree que "la mayor corriente de simpatía se cruza entre Sánchez y Rivera" porque "con Podemos no hay nada que hacer. Sólo el tono ofensivo de Iglesias hace ya imposible que haya un acuerdo ni para tomar un caña". Aunque la realmente valiente y osada es Almudena Grancias, que dice que "a mí, Podemos no me da ni pizca de miedo. Me asustan mucho más los exministros socialistas colocados en consejos de administración de multinacionales que exigen una gran coalición". Almudena, hija, que ya tienes unos añitos para decir esas tonterías demagógicas. "La falta de objetividad que se desborda en multitud de opiniones no logrará que los votantes de Podemos cambien de opción, ni que muchos, demasiados votantes del PSOE, permanezcan fieles a un partido que se arruga ante la posibilidad de formar un gobierno de izquierdas". Se supone que con lo de falta de objetividad se refiere al periódico en el que escribe. "Quienes demonizan a un partido que en este momento, guste o no, tiene la sartén por el mango, porque si no entra en al gobierno crecerá espectacularmente en las próximas elecciones, provocan un efecto contraproducente en los ciudadanos con sentido crítico". Que por supuesto son los de Podemos, que ahora o eres de Podemos o no tienes, no ya sentido crítico, sino sentido siquiera, quiere decir Almudena en representación del pensamiento podemita.

A ABC no se le pasa el cabreo por no haber conseguido la gran coalición. "Rajoy resiste los presiones para que permita al investidura de Sánchez", dice como respondiendo a El Mundo. "No cambiará su determinación de votar en contra para impedir que el líder de Podemos acabe sentándose en el Consejo de Ministros". Rajoy contra el Ibex, quién lo iba a decir. Va a tener razón César Luena cuando le llamó antisistema. Lo mismo se nos hace podemita y todo. ABC también está desmelenado y hasta se permite poner en aprietos al Rey. Cuenta cómo fue que Rajoy decidió sorprendernos a todos y no presentarse a la investidura. "Cuando el jueves 21 de enero el presidente en funciones acudió al Museo del Prado a una imposición de medallas todavía aseguró ante la Prensa que 'evidentemente mi candidatura la voy a presentar'. Don Felipe le esperaba veinticuatro horas después en La Zarzuela y allí escuchó del líder popular que no tenía apoyos para ser investido. Sin embargo, la inesperada propuesta se produjo y Rajoy decidió rehusarla", dice Mayte Alcaraz. ¿La inesperada propuesta? Vamos Mayte, si dijo por activa y por pasiva que iba a ir a la investidura porque era el partido más votado, un poco de seriedad. Gabriel Albiac dice que tranquilos, que "habrá elecciones. Cada partido dirá que ha sido por la cerrilidad del otro. Y lo es por la de todos. Sencillamente, porque aquí no hay más suma viable que la de la gran coalición de las tres fuerzas constitucionalistas. Todos piensan lo contrario de lo que dicen. Y es que la mezquindad de sus cálculos ofendería hasta al votante más lerdo". Y muchas vueltas a la indumentaria de Iglesias y Sánchez. Bieito Rubido critica la "impostura" de ambos, "todo es apariencia y pose". José María Carrascal dice que cuando le vio con esmoquin se dijo: "Este ya es casta. Lo mismo que Pedro Sánchez descorbatado. Uno y otro intentando parecer lo que no son". Ni eso, Carrascal. Pablo llevaba un letrero que decía "me pongo esmoquin para que veáis que respeto a los del cine, pero no al Rey ni al Parlamento". Y Pedro, simplemente pensó que Pablo iría sin corbata y quería ser como él, campechano, cercano al pueblo. Y el otro le ganó por la mano, como siempre.

La Razón dice que "el juez cree que hay indicios de delito para juzgar a Mas". Pues hala, a por él. El periódico de Marhuenda se centra más en la que liaron los podemitas de Madrid con el carnaval que en el esmoquin de Pablo. "Los titiriteros recaban pruebas para demostrar que Carmena conocía la obra". El editorial se pone a la dura tarea de que los podemitas entiendan la diferencia entre libertad de expresión y apología de la violencia. "De la misma manera que no se aceptaría en un espectáculo el uso de cámaras de gas para exterminar judíos o de fosas comunes en la que yacen fusilados, de ninguna de las maneras debe aceptarse el oprobio que supone dar vivas a ETA sin ápice de sátira e ironía". Lo de exterminar judíos tampoco es para tanto pero ¡fosas de fusilados rojos! Eso es inadmisible, todos a la cárcel, te dirá un podemita.

La Vanguardia dice que "líderes regionales del PP piden un giro politítico y caras nuevas". Y le dedica una página a Feijóo. "El otro gallego a la espera". "La debilidad de Rajoy y el escándalo de Valencia han puesto otra vez a Feijóo en la carrera de sucesión". Prepárate, Feijóo, la que te va a caer mañana en La Razón.

A continuación