Polémica por la retirada de otro monolito por parte del Ayuntamiento de Madrid

El PP advierte de que si se confirma que se ha producido "una nueva tropelía" presentará una denuncia por prevaricación contra Carmena.

Olivia Moya

Una nueva placa ha desaparecido en Madrid. Se trata de la dedicada al que fuera presidente de Cruz Roja Internacional, diputado de UCD y procurador de las Cortes, Enrique de la Mata Gorostizaga, que se encontraba en la Glorieta de Rubén Darío. La placa fue instalada en 1988 por el entonces alcalde socialista de la ciudad, Juan Barranco.

El primero en dar la voz de alarma fue el concejal del PSOE, Antonio Miguel Carmona, que recibió una llamada de vecinos de la zona para comunicarle que, desde hace algún tiempo, la placa no está en su lugar. El PP, después, también exigió explicaciones por escrito a la alcaldesa, Manuela Carmena.

Para los populares no es un hecho casual esta nueva "desaparición" pues coincide en el tiempo con la retirada de otras placas y monumentos. Además, el nombre de este político español figura en el listado de calles con referencias franquistas elaborado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que podría servir de guía para que la Junta de Gobierno realice las modificaciones que se llevarán a cabo a partir del mes de abril.

Demasiada casualidad para el PP, que "en caso de constatar" que el monumento ha sido retirado por el Ayuntamiento de Manuela Carmena "sin causa que lo justifique, iniciará las acciones legales anunciadas" este miércoles por su portavoz adjunto Íñigo Henríquez de Luna.

No obstante, desde el Gobierno municipal han explicado que se retiró el pasado 28 de enero porque, debido a dos accidentes de tráfico que se produjeron en ese lugar, se encontraba dañado. El servicio municipal para la protección del patrimonio se encargará de su reparación y cuando se encuentre rehabilitado volverá a colocarse. No se sabe si en el mismo lugar puesto que, según señalaron, su ubicación ha sido la que ha motivado estos accidentes.

Un día después, este viernes, y ante la polémica creada, el Gobierno municipal ha remitido a los medios una nota de prensa donde incluye varias fotografías del estado en que quedó el soporte de la placa tras un accidente de tráfico ocurrido el pasado 25 de noviembre.

"Dado que se han producido dos accidentes en el mismo lugar [el anterior en marzo de 2014] afectando a esta placa, la Dirección General de Intervención en el Paisaje Urbano y el Patrimonio Cultura, de quien depende el mantenimiento y la restauración de los monumentos de titularidad municipal, está reconsiderando nueva ubicación en el entorno próximo y estudiando el tipo de soporte sobre el que se colocará de nuevo la misma", afirma la nota.

A continuación