El Ayuntamiento de Madrid paraliza la eliminación de "vestigios franquistas" tras la amenaza de denuncias

El Gobierno municipal está ya "elaborando un marco normativo para garantizar la viabilidad técnica y la seguridad jurídica".

Olivia Moya

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido suspender la eliminación de "vestigios franquistas" hasta que esté desarrollada una normativa municipal que indique el modo apropiado de aplicar la Ley de Memoria Histórica. Por ello, a diferencia de lo que ayer sostuvo la concejal delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, en las próximas semanas no se va a retirar ninguna otra placa ni monumento.

Lo ha hecho después de que el PP avanzara este mismo miércoles que denunciaría a la alcaldesa, Manuela Carmena, por presunta prevaricación si se llevan a cabo más retiradas antes de que se apruebe el Plan municipal de Memoria, previsto para el mes de abril. Ciudadanos, por su parte, había anunciado también este miércoles que iba a denunciar esta retirada de vestigios ante la Comunidad de Madrid al "afectar al patrimonio de la ciudad". Y es que la portavoz de Ciudadanos en el consistorio madrileño, Begoña Villacís, consideró que el procedimiento penal no es el adecuado para este caso pero sí la vía administrativa. Las responsabilidades pedidas podrían conducir "a la inhabilitación" de la responsable de Cultura, Celia Mayer, porque "se han dado muestras suficientes para justificar que el encargado de tratar la Ley de Memoria Histórica, un tema tan sensible, no es el que debiera".

El PSOE, por su parte, también había mostrado su descontento ante la "chapuza" -tal y como lo calificó su portavoz, Purificación Causapié,- de retirar la placa por los ochos carmelitas asesinados.

Necesidad de un "instrumento jurídico"

La decisión de dejar en stand by estas actuaciones ha sido confirmada por fuentes del consistorio a la agencia Efe y se hace tras constatar la necesidad de dotarse del "instrumento jurídico" necesario para poder aplicar la ley, señalan.

De hecho, este mismo miércoles por la tarde el Ayuntamiento de Madrid informó, a través de una nota de prensa, de que "está elaborando un marco normativo para garantizar la viabilidad técnica y la seguridad jurídica en la aplicación" de la Ley de Memoria Histórica. La elaboración de la normativa de aplicación de la ley se está realizando de manera simultánea a la elaboración del Plan Integral de Memoria de Madrid, que está llevando a cabo la Cátedra Complutense de Memoria Histórica del siglo XX y que se presentará, al igual que la normativa municipal, en el mes de abril.

Fuentes del PP han señalado a LD que la decisión de elaborar este nuevo marco normativo no les ha sido comunicada, por lo que desconocían por completo estas nuevas actuaciones del Gobierno municipal.

La placa por los carmelitas, repuesta

La suspensión de la retirada de "vestigios franquistas" se produce también después de que el Gobierno de la ciudad haya repuesto este miércoles la placa de homenaje a ocho beatos carmelitas fusilados durante la Guerra Civil que retiró el pasado viernes del cementerio parroquial de Carabanchel Bajo, tras asumir ayer que su eliminación se produjo a causa de un "error interno".

El Ayuntamiento de Madrid inició el pasado viernes la retirada de monumentos considerados franquistas en la capital. Los primeros vestigios retirados fueron la placa por el fusilamiento de los carmelitas en el cementerio parroquial de Carabanchel Bajo, ya repuesta; la lápida dedicada al falangista José García Vara, asesinado antes de que comenzara la Guerra Civil (1935) y el monolito al Alférez Provisional en la plaza de Felipe IV. Lo hicieron sin comunicarlo tampoco a la dirección general de Patrimonio autonómica, lo que motivó que la Comunidad de Madrid abriera diligencias.

A continuación