Cuando Moltó cargaba contra Mariano Rubio: "¡Míreme a la cara, de frente!"

El expresidente de Caja Castilla-La Mancha, acusado de falsear las cuentas de la entidad, fue azote de Mariano Rubio en 1994 por el caso Ibercorp.

Libertad Digital

A mediados de abril de 1994 el diputado socialista Juan Pedro Hernández Moltó tomaba la palabra en la Comisión de Economía del Congreso. El compareciente, Mariano Rubio, entonces, exgobernador del Banco de España. El diputado socialista cargaba duramente contra Rubio a cuenta del caso Ibercorp. Moltó, con tono serio hacía una durísima intervención contra Mariano Rubio:

"Míreme a la cara, de frente, ¿me recuerda no? Hace dos años con motivo de lo que se dio en llamar el asunto Ibercorp estábamos discutiendo también en esta comisión. ¿Nos engañó entonces señor Rubio? Porque lo que es evidente es que alguien hoy nos está engañando. ¿Usted es consciente, señor Rubio, de las consecuencia que está generando en la sociedad española su proceder? ¿Usted es consciente de ello? Señor Rubio, tiene usted, quizá ya, su última oportunidad. Aprovéchela para salvar la poca dignidad que le queda. Porque si no es así sepa que nos va a encontrar en frente. Y nos va a encontrar enfrente con la indignación que supone su comportamiento pasivo hasta este momento. Si es usted culpable, así como todos aquellos cuantos hayan faltado a la honestidad y sea conocido, no van a quedar impunes. Se lo prometo, señor Rubio. No van a quedar impunes".

Ahora, 22 años después de aquella sesión parlamentaria, Moltó se sienta en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional. La Fiscalía pide para él dos años y medio de cárcel por un delito societario de falsedad de cuentas durante su paso por la Caja Castilla-La Mancha (CCM), y su rescate público e intervención en 2009 por 9.000 millones de euros.

Según la acusación, Moltó defendió que CCM tenía un beneficio consolidado de casi 30 millones de euros cuando, según una auditoría posterior, habría registrado realmente 182 millones de pérdidas.

En cualquier caso, parece que ni el juez ni el Fiscal han pedido todavía a Moltó que le mire a la cara, de frente, como hizo él con Mariano Rubio.

A continuación