Susana Díaz pide a Pedro Sánchez un acercamiento a Ciudadanos

Una reunión de 45 minutos que rebaja la tensión del comité federal. Sin declaraciones de la baronesa, su entorno rechaza forzar una votación mañana.

Ketty Garat

No al PP, no a Podemos, y esto significa: Ciudadanos. Éste es el mensaje que le ha transmitido la presidenta andaluza, Susana Díaz, al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con quien ha despachado este viernes en Ferraz por espacio de 45 minutos. Una reunión que cierra la ronda de contactos entre el líder socialista y los barones territoriales y que rebaja la tensión de cara a un comité federal que este sábado convoca al máximo órgano entre congresos.

Tanto es así que la baronesa del todo poderoso PSOE andaluz ha declinado hacer declaraciones públicas, a diferencia del resto de dirigentes territoriales salvo uno, el asturiano Javier Fernández, con quien comparte su condición de crítico con la dirección y su animadversión a Podemos.

"Permitidme que sea mañana en el comité federal, ayudar a colaborar a que el PSOE se muestre ante la sociedad española como un instrumento últil", dijo Díaz a su salida de Ferraz donde quiso dejar su conversación con Pedro Sánchez en el ámbito de "una conversación privada".

Una ausencia de declaraciones en contra de los usos y costumbres de la baronesa andaluza, cuyas perlas en sus visitas a Ferraz han delimitado siempre el ámbito de actuación del secretario general. Fuentes de su entorno, rebajaron la presión de un comité en el que los críticos no forzarán ninguna votación ni ninguna nueva resolución para acotar aún más el escenario de los pactos. En conversación con Libertad Digital, explicaron no obstante que el comité debatirá ampliamente sobre los posibles pactos, aunque no figure en el orden del día.

Lo que esperan, y con lo que ya se conforman, es con un posicionamiento explícito de Pedro Sánchez en su informe político que deje claro que no aceptará una abstención o apoyo de los independentistas de ERC y Democracia y Libertad -rechazado este viernes por ambos partidos-, ni una aceptación de las condiciones que impone Pablo Iglesias para un gobierno de coalición. Con eso, bastará para abrir un debate en el que la mayoría de los barones mira con buenos ojos un acercamiento a Ciudadadanos. "Eso es lo que realmente quiso decir Felipe González" en su entrevista en El País, porque al ex presidente del Gobierno "siempre hay que leerle entre líneas" como a los barones críticos del PSOE.

A continuación