Chasco en 'El País' con Felipe González: ni sabe qué hay que hacer ni manda en el PSOE

Desánimo generalizado ante el atasco de la situación. Ya casi todo el mundo apunta a repetir elecciones.

Pilar Díez

El Mundo aporta la segunda entrega del "cerco al equipo de Rita Barberá". "El PP blanqueaba mordidas para financiar sus campañas". El editorial insiste, aunque ya resoplando de cansancio, en que "el pacto todavía es posible". Regaña a Pedro Sánchez por su no, no y no a Rajoy, "el dirigente del partido que más apoyo ha tenido en las urnas", que representa "a más de siete millones de personas y que merece un respeto". "No resulta comprensible por qué el líder socialista se niega a sentarse en una mesa con Rajoy". Hombre, si miramos cómo se han puesto el uno al otro, comprensible sí que resulta. Así que se encomienda al Comité Federal del PSOE, a ver si "clarifica la política de alianzas". Victoria Prego dice que Rajoy fue muy cuco ayer al poner al PP al servicio del PSOE. "Rajoy se comprometió a que su partido, que es el ganador real de las elecciones en todas esas plazas, se someta a lo que es una clara humillación autoimpuesta y sostenga con sus votos el Gobierno de un partido rival que, además, ha perdido esos comicios". Pero todo es poco con tal de seguir en La Moncloa. Dice Prego que la cara que puso Sánchez cuando se enteró "demuestra que el disparo ha hecho diana" porque "atañe a algunos de los barones socialistas" que están pasándolas canutas en sus pactos con Podemos. Sea como sea, el que hace diana es Anson en su análisis. Entre todos "están encabronando a España y hartando a los electores".

El País ha sido el afortunado, el elegido, el ungido, como no podía ser de otra manera. El anciano sabio Felipe González ha hablado al fin. "Ni el PP ni el PSOE deberían impedir que el otro gobierne", ha sido su sentencia. Dice Felipe que se ha decidido a hablar porque "estoy cansado de que interpreten lo que se supone que pienso o debería pensar", que si enarco una ceja es que estoy con Rajoy, que si miro de reojo le estoy dando un soplamocos a Sánchez, que si bizqueo es que va a llover. Pesaos. Por ello, "González explica en estas páginas su verdadero punto de vista sobre la situación actual y ofrece un marco en el que puede encontrar una salida". Que la cosa está muy jodida, "difícil" dice, y que a él qué le dicen, es lo que resume su conclusión. "No defiende ninguna combinación precisa para formar gobierno". No jorobes, Felipe, que llevamos esperando tus sabios consejos desde hace mes y medio. Pero "¿cuál es el mejor gobierno posible?", insiste el pobre Antonio Caño. "Eso es mucho pedir", chaval, que yo estoy jubilado. Pero díganos al menos, "¿qué papel debe cumplir su partido en una situación como la actual?". "No soy responsable del partido, ni tengo responsabilidad institucional. No me toca decidir". Y además tampoco me iban a hacer ni caso. Yo me vuelvo a mis bonsais y a recuperarme de mi operación de cataratas. Así que idos al carajo y dejadme en paz de una puñetera vez.

A ABC se le ve más decaído cada día. "Sánchez rechaza el plan de Rajoy que busca dar 'tranquilidad y estabilidad a España'". Snif. "El PP se ofrece sin éxito a apoyar al PSOE en las cinco comunidades y en los ayuntamientos donde los barones gobiernan con populistas". Bieito está aterrorizado en su Astrolabio. "Estamos al borde de despeñarnos por el abismo de la Historia". En el editorial, extenuado, ya no cree ni en el Comité Federal. "El PSOE es una jaula de grillos y no el foro de debate que se espera del segundo partido nacional". Y eso que cuando escribió esto todavía no había leído la entrevista a Felipe González en El País. O sí.

La Razón tira ya definitivamente la toalla y se pone en plan pragmático. "El Rey podría disolver las Cortes sin que haya una investidura". Basta con que mande "una Carta", con mayúsculas, "al presidente del Congreso para desbloquear la situación". "Patxi López tendría dos opciones: convocar elecciones inmediatamente o tomarlo como votación fallida y dejar pasar dos meses desde esa fecha". Marhuenda explica en el editorial que hay antecedentes en la situación que dejó el tamayazo en la Comunidad de Madrid, "ante la hipótesis , nada desdeñable, de que ni Mariano Rajoy ni Pedro Sánchez quieran afrontar una investidura sin posibilidades de superarla". Que quede claro que "no pretendemos indicar a quienes tienen la alta responsabilidad de tomar las decisiones cuál debe ser la vía a seguir ante una indeseable prolongación de la crisis", pero majestad, mueva el trasero que Rajoy tiene prisa. Se va despidiendo La Razón de sus editoriales-lametones a Rajoy, el "hombre tranquilo", que "escucha y no improvisa". Pobres. ¿A quién adularán sin mesura si se va su idolatrado Rajoy?

La Vanguardia se lo pasa en grande. "Sánchez avisa a González que no pactará con el PP. El líder del PSOE planta cara a los mensajes que le envía el expresidente", jiji. Pero "los dirigentes socialistas andaluces ya no ocultan que han arrojado la toalla. El partido debe continuar en la oposición", ni Podemos ni PP. Sólo queda "repetir elecciones". Enric Juliana avisa a Sánchez y a Rajoy. "Están en riesgo". En Madrid "se está conspirando contra los dos hombre principales de la política española". Mira, a lo mejor les convendría ayudarse el uno al otro para salvar el pellejo. Qué listo eres Juliana, si por algo eres referente de Pablo Iglesias.

A continuación