Pablo Iglesias 'mata' a Teresa de Calcuta: reaparece "el bolivariano que lleva dentro"

El efecto del resultado de las elecciones todavía no ha sido asimilado y los periódicos hacen sudokus.

Pilar Díez

El Mundo dice que "Rajoy ofrece un pacto constitucionalista frente a Podemos y los separatistas". "Iglesias renuncia a dialogar con el PSOE al exigir el referéndum", añade con candidez. Luis María Anson le baja de las nubes de un manotazo. "Gobernará el Frente Popular". "Sánchez formará gobierno respaldado con el PSOE, Podemos, Compromís, En Marea, En Comú Podem, IU y algunos diputados afines a Iglesias, incluso de ERC y Bildu". Y el que pase por allí. El editorial clama al PP, PSOE y Ciudadanos a "negociar un pacto de gobernabilidad" que "pasaría necesariamente por la abstención de Ciudadanos y el PSOE en la investidura, lo que permitirá a Rajoy ser presidente". Claro. Que se lo pidan a los Reyes Magos. "Nuestro periódico no propone una coalición a la alemana", no somos tan ilusos, "pero sí unos acuerdos mínimos para que pueda haber un gobierno que afronte los grandes retos que se avecinan". Arcadi Espada prácticamente se pone de rodillas ante el PSOE. "Es una dura, y seguro que muy hiriente paradoja para algunos socialistas, pero el precio del mantenimiento del Estado de Derecho es que Mariano Rajoy sea de nuevo presidente". Carlos Cuesta está dispuesto a pagar a Susana Díaz el billete del AVE a Madrid. "Susana Díaz deberá confirmar ahora si es la líder que dice ser o si simplemente es una anécdota. Porque si no arrincona los deseos suicidas de Pedro Sánchez, España sufrirá. Pero todos ellos serán una muesca en el cinturón de Pablo Iglesias". Susana, oh, Susana, sálvanos.

Lucía Méndez da cuenta del preocupante estado mental de Rajoy, que ayer se presentó ante los suyos contento y feliz. "No tiene ninguna duda de que va a ser investido presidente por el Congreso, con los votos a favor o la abstención de quien sea, porque quien sea tendrá 'altura de miras' (…) A fuerza de escuchar panegíricos sobre su capacidad de supervivencia, Rajoy cree que puede sobrevivir a los números que no le cuadran para su investidura". Dios mío, igual que Artur Mas, ¿será eso un presagio? Confía Méndez en que conforme pasen los días este iluminado recupere el sentido de la realidad. "Porque el escenario de que los socialistas le vayan a hacer presidente por su cara bonita resulta francamente inverosímil". Que se mire al espejo. Y que los Reyes le traigan una calculadora, ahora que ha encontrado las gafas.

El País cuenta a cinco columnas que "los partidos toman posiciones". Ellos apuestan por que sea Pablo Iglesias quien haga presidente a Pedro Sánchez por su cara bonita. Para presionarle, dedica en exclusiva un editorial al líder comunista regañándole por empezar poniendo "líneas rojas". Con los resultados "nadie puede ponerse demasiado exigente". "El hombre que traza líneas rojas con tanto desparpajo simplemente dirige la tercera fuerza política de este país", que no se pase de listo. "Lo que comienza ahora es un tiempo de negociación y la actitud deseable de los líderes es justamente el contrario al establecer líneas rojas y condiciones". Pues es en lo que consisten las negociaciones, creo yo, en exigir cosas e ir bajando a medida que el otro ofrece otras cosas. De paso desliza que tampoco pasa nada por que haya "sacrificios personales. Ningún dirigente es insustituible, ninguno". Javier Ayuso se hace cruces por las prisas de Pablo Iglesias en quitarse el traje de Mimosín. "Su imagen agresiva de las elecciones europeas se transformó en la última campaña, dando una imagen más cercana a la madre Teresa de Calcuta que al bolivariano que lleva dentro. Con los brazos abiertos en los debates y una sonrisa benéfica quería eliminar el miedo que produce su partido. Pero la noche del domingo reapareció el líder real de Podemos que quiere asaltar los cielos". Y digo yo, si a tanta gente le seduce un gobierno comunista de corte estalinista, ¿por qué no les damos el caprichito e investimos a Iglesias como presidente? Lo mismo algunos escarmientan.

ABC dice que "Rajoy se fija como prioridad formar gobierno y pospone la renovación del PP". Súplicas a Pedro Sánchez en el editorial. "Si el PSOE decide pactar con Podemos y ERC estará avalando un referéndum secesionista en Cataluña y reforzando a Iglesias". Y avisa de que, con el adelanto de las elecciones, "tanto Pedro Sánchez como Rivera tendrían mucho que perder". Alaba a Rivera por su "compromiso con la estabilidad de España que demuestra un sentido de Estado bien superior al del PSOE". "Sin duda, el principal factor desestabilizador de estas elecciones va a ser el éxito de Podemos (...) La fagocitación del PSOE a manos de Podemos parece un proceso sin final". "Pactar una investidura con él sería un error letal para los socialistas. Y para España". Pero Pedro Sánchez podría ir a La Moncola con 90 diputados. Ande yo caliente... Hermann Tertsch flipa con Rajoy. Ayer "proclamó que se presentará otra vez" a presidente del PP. "El Gobierno de Rajoy con su soberbia, desidia e indolencia les ha dejado el campo libre, los medios dispuestos y la impunidad total para crecer, expandirse y ahora tener un inmenso poder intimidatorio sobre toda la sociedad (…) Sin un rearme de los demócratas defensores de la Constitución, las mareas totalitarias convertirán pronto a España en un país inhabitable". De hecho la situación ya está haciendo mella en algunas mentes. Mira a Curri Valenzuela la mujer, que se atreve a echarse las manos a la cabeza porque Pedro Sánchez anunciara ayer que se presentará a la reelección como secretario general del PSOE. "El candidato socialista se lleva muchas de las críticas de sus adversarios en el Ejecutivo. Es inaudito que su primera declaración de ayer fuera para confirmar que se presentará a la reelección de su cargo; revela que está pensando en él, no en España". ¿Pero esto fue antes de que Rajoy anunciara que se presentará a la reelección como presidente del PP o después? A algunos les ha trastornado seriamente el resultado de las elecciones.

La Razón ya lleva trastornada desde antes de las elecciones y ve conspiraciones por todas partes. "Sánchez urde un pacto social con Podemos al margen de Susana Díaz". "Sánchez cuenta con Podemos e IU y buscará a C's para llegar a La Moncloa". ¿Es que están sordos en este periódico? Rivera ya ha dicho que se abstendrá por activa y por pasiva. Cuando un tonto coge una linde... Aunque como ahora necesita de la colaboración de Albert Rivera para mantener a su adorado Rajoy, Marhuenda le empieza a hacer la rosca. "El resultado de las urnas este domingo revelaron una sintonía mayor de la imaginable entre políticos de dos generaciones tan distantes como las que representan Mariano Rajoy y Albert Rivera. El líder de Ciudadanos", el del tripartito contra Rajoy, "mandó la misma noche electoral" un whatsapp a Rajoy para felicitarle "y éste hizo lo propio" y añadió "buen trabajo, Albert". "Ambos dirigentes evidenciaron así su fair play, un deseo de dejar atrás una campaña cargada de duros reproches para afrontar una legislativa clave". Fair play. A algunos no les vendría nada mal tomar algunas clases.

En el editorial se centra en intentar convencer a Pedro Sánchez de que apoye a Rajoy. Sí, no se rían. "El principio de que gobierne la lista más votada, que es criterio del PP , parece que no va a ser respetado por el resto de fuerzas". Sí eso parece, Marhuenda, ya habían avisado algunos de que ese no era su criterio. Incluso lo habían demostrado en elecciones anteriores. "El PSOE ya ha anunciado que no apoyará a Rajoy, lo que cierra la puerta a un acuerdo que asegure la estabilidad de la nación, toda vez que no basta con los votos o la abstención de Ciudadanos". Ohhhh, qué pena ¿no basta? ¿Y por qué será que no basta? ¿Será que alguien dedicó su campaña a destruir a Rivera antes que a combatir a Pablo Iglesias? "Lo que el electorado socialista no entendería es que un partido histórico como el socialista se entregase a formaciones que quieren romper los grandes pactos sobre los que se ha levantado la democracia en España". Se ve que no eres votante socialista, Marhuenda. Lo que el electorado socialista no entendería es que el PSOE permitiera gobernar a Rajoy, que te veo un poco despistado.

A continuación