Ada Colau llega a Madrid para pedir un referéndum en Cataluña y alabar la "coherencia" de la CUP

La alcaldesa de Barcelona ha protagonizado un almuerzo en el Club Siglo XXI en el que que ha sido presentada por Manuela Carmena.

Míriam Muro

Ada Colau ha llegado este viernes a Madrid para pedir un referéndum en Cataluña y para alabar lo que ha llamado "coherencia" de la CUP. La alcaldesa de Barcelona ha protagonizado un almuerzo en el Club Siglo XXI en el que que ha sido presentada por su homóloga en la capital, Manuela Carmena.

"Están ustedes ante una persona absolutamente excepcional que va a ser muy importante en nuestro país", han sido las palabras de Carmena para introducir a Colau. Tras ello, la edil de la ciudad condal ha pedido "a los españoles" que "abandonen prejuicios y recelos" para "atreverse" a hablar de una consulta separatista en Cataluña como "única solución" para el "problema" en esa comunidad.

Colau, que nada más llegar, ha afirmado que ella no es "ni nacionalista ni independentista", ha contado que en la consulta ilegal del 9N votó "sí-sí" para acabar con el "inmovilismo del PP". Preguntada por qué votaría ahora si se celebrase un referéndum, ha indicado que todavía no tiene decidido cuál sería su opción. "Depende de las propuestas concretas que haya sobre la mesa", ha explicado.

Tras ello, ha continuado su discurso diciendo que "para mí, las banderas, la idea de patria, incluso la identidad como categoría política ha sido siempre una cuestión secundaria", y ésto lo ha indicado minutos antes de volver a insistir que, para ella, la única solución viable para "resolver el reto" separatista en Cataluña es un referéndum, que, "debería celebrarse antes de una reforma constitucional".

"Tenemos experiencias, como en Escocia y Quebec", ha indicado la edil para subrayar que la consulta sería "solo para los catalanes". Tras ello, ha indicado que "no es un deseo de ruptura, ni de quererse alejar. Es el derecho a ser consultado y a buscar una mejor relación entre Cataluña y España".

Defiende a la CUP

Preguntada por la situación de las negociaciones entre Juntos por el Sí y la CUP, Colau ha criticado la imposición de Artur Mas como elemento de la negociación. "Tiene una obsesión por mantenerse en el poder. Es demasiado tiempo para seguir aportando, puede aportar desde otros situos", ha afirmado.

Poco después, la alcaldesa de Barcelona ha afirmado que, pese a las diferencias, a la CUP, "hay que reconocerle coherencia" y ha exigido que se desbloquee la situación "porque no se puede esperar". "Es Juntos por el Sí quien tiene que decidir si es más importante Artur Mas o un Gobierno que dé respuesta a lo que Cataluña necesita", ha zanjado la alcaldesa de Barcelona.

A continuación