Ni Pablo Iglesias acude a su Consejo de la Paz

También han faltado Pilar Manjón y Federico Mayor Zaragoza. Iglesias anunció el martes que iban a acudir.

Míriam Muro

Un día después de los terribles atentados de París, Podemos anunciaba que no se iba a unir al pacto antiyihadista pero, para "compensar" está negativa, creaban su "Consejo de la Paz" para "derrotar el terrorismo del ISIS". El pasado martes, Pablo Iglesias convocaba una rueda de prensa para anunciar que este domingo iba a tener lugar la primera reunión de este "Consejo". Un encuentro en el que se buscaban "soluciones" para acabar con el terrorismo, y al que Iglesias ni siquiera ha acudido.

Las ausencias no acaban ahí. También han faltado Pilar Manjón y Federico Mayor Zaragoza, que, según indicó Iglesias el pasado martes, iban a acudir. Podemos ha enviado a este encuentro al responsable de relaciones internacionales, Pablo Bustinduy, que ha tenido que explicar la ausencia de la presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo y del exministro: "He hablado con ellos a lo largo de esta semana, nos han mandado textos y aportaciones, y no han podido venir por motivos personales pero contamos con ellos". Ya empezada la reunión, también ha aparecido en el "Consejo" el exjemad Julio Rodríguez.

Contrario a "operaciones militares"

Sin los líderes del partido, Bustinduy ha afirmado que en este encuentro se trataba de "escuchar a las asociaciones que más saben, de recabar propuestas para crear un discurso que diga dos cosas: que la solución no es continuar la espiral de guerra, de invasiones y de bombardeos, y que hay que atajar las causas del problema que pasan por abordar la financiación del EI". Y para hacer estas propuestas, allí sí que se encontraban representantes de CCOO, Cruz Roja, Intermon Oxfan...

Preguntado por una posible ayuda del Gobierno a Francia para intervenir en Siria, Bustinduy se ha mostrado contrario a "medidas que pasen por la implicación en operaciones militares", y ha indicado que el gobierno español "debe ofrecer" otro tipo de ayuda "que sea necesaria, lógica y racional a nuestros vecinos", y que eso "se podría traducir en aportar todo nuestro conocimiento en materia de control de transacciones financieras para acortar las vías de financiación del Daesh, también ayuda logística para cortar la cadena contrabando de petroleo o cambiar la postura de la agencia fiscal internacional".

A continuación