Rajoy, atemorizado por los del No a la Guerra, ordena "marear la perdiz"

Europa silba ante los requerimientos de Francia y Rajoy muerto de miedo ante otro No a la Guerra.

Pilar Díez

El Mundo dice que Hollande se esta mosqueando. "Francia exige a Europa que se implique en la guerra contra el IS", que a ver qué va a pasar aquí. El editorial recomienda a Rajoy que sea "prudente", que ya sabemos que nuestro presidente se lanza y no hay quien lo pare. Francia "pretende" que sus socios de la UE lo ayuden "de forma urgente y suponga la participación militar en Siria". Pero "la mayoría de los gobiernos" le dicen que a qué vienen esas prisas. "De momento no parecen dispuestos a dar pasos en el terreno bélico y prefieren que la ayuda se limite a un incremento de las labores de Inteligencia". Con mayúsculas. Como no podía ser de otra manera, "el ejecutivo español se encuentra entre los que han adoptado una postura más prudente, algo que parece sensato". "España debe actuar con la máxima solidaridad y respaldo a Francia, pero siempre con responsabilidad y prudencia". Es decir, poniéndose chapitas con la torre Eiffel en la solapa y en el whatsapp y cantando La Marsellesa varias veces al día. No se podrá quejar Francia. "No parece sensato que el Gobierno español se erija en abanderado de ninguna estrategia a seguir contra IS". Así que, que alguien sujete al fiera de Rajoy, que si no seguro que toma la iniciativa.

Federico Jiménez Losantos, como tantos, se está acordando mucho estos días del 11-M y sus consecuencias. "El PP se rindió en 2008 al argumento priísta o prisaico, asumió que el PP sólo debía llegar al poder si el PSOE fracasaba aparatosamente, pero no para cambiar la política. Ah, y que su tarea básica era la de eliminar de su bando a los políticos y periodistas que no aceptan el dogma infalible e implacable de la Izquierda: salvo emergencia, la Derecha está para pagar impuestos y callar, que para eso son los asesinos de Lorca, los invasores de Irak y la Guardia de Franco. Esto empezó cuando el PSOE se echó a la calle para derribar al PP" y culpó al gobierno de la masacre con los coros y danzas de "los Bardem y toda la titirería". Ahora, "España debe rehacer un consenso contra el terrorismo islámico. Pero eso empezaría por reconocer que la culpa del nazislamismo, islamofascismo o como se le quiera llamar no es de Aznar, Bush, Hollande u Obama, sino de los que matan en nombre de Alá, aleccionados por Ryad o por Teherán. ¿Está la izquierda dispuesta a renunciar a ese discurso? Iglesias, no. Y Snchz, lo dudo". ¿Lo dudas?

El País dice que "Hollande y Putin abanderan la ofensiva mundial contra el ISIS". Se le pasa el subidón belicoso de ayer y se pasa al extremo contrario. "No se trata de asumir acciones bélicas, sino de poner los medios disponibles que ayuden a la defensa del país agredido. En ese sentido, la ampliación de información compartida sobre movimientos de yihadistas ofrecida por la mayor parte de los socios comunitarios es probablemente el arma más eficaz para evitar que se repitan tragedias como la del viernes en París", dice el periódico bipolar. ¿Así que la información compartida? Un arma mortífera, sin duda. ¿Y por qué no prueban con la empatía de Carmena? Dice la alcaldesa de Madrid que causa estragos entre las filas enemigas y acojona a los del kalashnikov.

ABC se queja: "El miedo paraliza al deporte rey". Al fútbol, se refiere, claro. Bieito Rubido, envalentonado, pide en su Astrolabio que "no hay que suspender ningún partido más. Cada golpe de balón que dejamos de dar es una pequeña victoria de la intolerancia". El editorial dice que Hollande ha puesto a sus socios en una "encrucijada" pero que "de momento están poco o nada predispuestos a compartir con Francia sus esfuerzos militares", quita, quita. "El problema es que nadie ha secundado a Hollande en su acertado diagnóstico: Francia está en guerra y los ataques a Francia son ataques a todo los europeos". "Mirar para otro lado no disuadirá a los terroristas de volver a atacarnos". Ignacio Camacho dice que en el Gobierno contienen la respiración, "caminan con pies de plomo sobre el empedrado de la crisis siria" porque "atisban el peligro de una emboscada antibelicista". Los del 'no a la guerra' vuelven al ataque. "El presidente ha dado orden de marear la perdiz" con las urgencias de Hollande. Que esto no es Francia, macho, no conoces a nuestra izquierda. Está agazapada esperando que Rajoy diga 'guerra' para saltarle a la yugular.

La Razón dice que "Hollande y Putin pactan en solitario una alianza global contra yihadismo". A Marhuenda no le parece bien. Él ve un "respaldo inequívoco" de la UE a Francia, tampoco hay que hacerse amiguito de Putin. "La urgencia de la situación no debe hacernos olvidar que cualquier acuerdo con Rusia no puede convertirse en carta blanca para las políticas expansionistas de Putin en el este de Europa, ni para facilitar el rearme del régimen de los ayatolás", dice como si en este momento le importara algo a Hollande el este de Europa. Hollande "haría mal" dando un "bandazo frente a EEUU y en beneficio de Rusia". Ya. Pero es que Obama se ha puesto en modo Rajoy. Haciendo el muerto. Por cierto que La Razón apunta a que los terroristas del 13-M iban colocados. "¿Se drogaron los terroristas antes de los atentados? Hallados jeringuillas y material de intubación en las habitaciones del hotel donde se alojaron", dice. Y además, los testigos de la discoteca dicen que parecían "muertos vivientes". También dice La Razón que "la izquierda reedita el 'no a la guerra'. Colau, Manjón, Carmena e Iglesias critican la contundente respuesta de Francia. La solución de la alcaldesa de Barcelona: 'flores y música'". Esta se pinchó lo mismo que los terroristas de París.

La Vanguardia vive esa realidad paralela que parece haberse instalado en Cataluña para todo y para siempre. "La UE garantiza ayuda militar a Francia frente al EI". Que no, hijitos, que no. Que por el momento la UE sólo se ha comprometido a enviar velitas y a que todos nos aprendamos de memoria La Marsellesa.

A continuación