La batalla policial del 3%: los agentes municipales de Olot multan a la Guardia Civil por aparcar frente al Ayuntamiento

Los policías locales tomaron nota de las matrículas mientras los guardias civiles reclamaban papeles en el interior del consistorio.

Pablo Planas (Barcelona)

Ni cortos ni perezosos, los agentes municipales de la población gerundense de Olot, gobernaba por Convergencia, les estamparon la multa en el parabrisas a los vehículos de la Guardia Civil por aparar en "zona prohibida". El Instituto Armado, en calidad de policía judicial y en el marco de la operación Petrum, del caso 3%, ha acudido al consistorio de Olot para reclamar la documentación relativa a la concesión del servicio de recogida de basuras de 2011, entre otras diligencias.

Según informa el diario separatista Ara (Ahora), fuentes municipales han confirmado las multas a la Guardia Civil porque sus "números", alegan, han dejado mal aparcados los vehículos. Un periodista llamado Guido Cengiarotti ha realizado fotografías del momento en el que uno de los agentes locales rellenaba la chequera de multas.

Se la circunstancia de que el jefe de la policía local de Olot, Ignasi López Clevillé, es diácono permanente, cargo del que tomó posesión en la sede de la curia diocesana y en presencia del obispo de Gerona, Francesc Pardo, en 2012.

A continuación