El sacerdote del Vaticano que apoyó el proceso separatista se declara gay y cuelga los hábitos

Monseñor Krysztof Olaf Charamsa, miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se mostró a favor de Mas en los medios de la Generalidad.

Pablo Planas (Barcelona)

Un día antes del sínodo sobre la familia, el teólogo polaco de 43 años Krysztof Olaf Charamsa, minutante de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha declarado en una entrevista en Il Corriere della Sera que es gay, tiene pareja y deberá colgar los hábitos a pesar de que se siente mejor sacerdote desde que conoció a su novio.

El bombazo es relativo pues Charamsa no es un personaje excesivamente relevante entre los sacerdotes del Vaticano. Al medio italiano le confiesa que vive en pareja. "Quiero que la Iglesia y mi comunidad sepan quién soy: un sacerdote homosexual, feliz y orgulloso de mi identidad. Estoy preparado para pagar las consecuencias, pero es el momento de que la Iglesia abra los ojos y comprenda que la solución que propone, la abstinencia total de la vida del amor, es inhumana", defiende.

En la edición polaca de Newsweek, mientras, se despacha así: "El clero es ampliamente homosexual y también, por desgracia, homófobo hasta la paranoia".

Donde sí es muy conocido y apreciado el padre Charamsa es en Cataluña, pues hace un mes fue presentado por la radio y la televisión de la Generalidad como un afamado teólogo de brillante futuro en el Vaticano, un sacerdote próximo al Papa y de gran peso intelectual. Y declaraba sin ambages que la Santa Sede reconocería a la república catalana, que eso estaba hecho y que los catalanes, a la luz del Derecho Romano y la ortodoxia teológica, tenían perfecto "derecho a decidir".

Tras la publicación de la entrevista, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, ha indicado que el prelado no podrá seguir en la Congregación para la Doctrina de la Fe. Las declaraciones de Charamsa son "muy graves y no responsables" al producirse a un día de que arranque el Sínodo Ordinario para la Familia, indicó en un comunicado recogido por Efe.

A continuación