Juanma Moreno anima a mantener alcaldías como y con quien sea

En Andalucía no hay "ningún Bildu ni ninguna línea roja para pactar", incluyendo así a los partidos pro-Podemos.

Pedro de Tena (Sevilla)

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno reconoce que "no hemos tenido el resultado que queríamos y tenemos que hacer autocrítica y mejorar". En este sentido señaló que el PP va a "actuar desde ya para mejorar" y anunció cambios en "los estilos, la estrategias y también las caras para tomarnos en serio esa cercanía, esa conexión y esa transparencia que nos demandan los ciudadanos". Sin embargo, destaca ABC que uno de los primeros "cambios" será abrir negociaciones para pactar con cualquier fuerza políticaincluidas las marcas blancas de Podemos— con la que se pueda llegar a acuerdos con tal de mantener las alcaldías. El País cree que con esto rebate a Rajoy y su inmovilismo.

Moreno consideró "imprescindible" la autocrítica porque el PP es "el partido que mejor gestiona los intereses generales, gestionamos como nadie pero no emocionamos". Agregó que "hemos tenido mucha responsabilidad institucional y quizás hemos perdido un tanto de frescura, cercanía, proximidad, y conexión".

El presidente del PP andaluz aseguró que "la sociedad nos pide un proyecto político distinto, más moderno, más permeable, más abierto, porque los partidos son órganos vivos en constante evolución y si no hacemos ese cambio, serán los ciudadanos lo que decidan cambiar su voto".

El PP, subrayó ha sido el partido más votado en las grandes ciudades andaluzas salvo Huelva, a pesar del "desgaste provocado por la crisis económica y por las medidas que ha tomado el Gobierno de la Nación para afrontarla". Recordó también los alcaldes, alcaldesas y presidentes de Diputación han gobernado casi sin recursos y a pesar de ello tienen "las cuentas claras y la manos limpias". Se refirió además a los casos de corrupción como factor que ha influido en los resultados y señaló que "al PP se le exige más que a otras fuerzas políticas", como queda claro con el gobierno socialista de la Junta.

No dijo nada Moreno acerca de que el PP, además del partido más votado, es el partido más vetado por los partidos de la oposición, por lo que, en realidad, serán muchas las parcelas de poder y gestión que pierda en Andalucía. Tampoco se refirió al hecho de que barones del PP que han ganado, no perdido, las elecciones hayan anunciado su dimisión.

Moreno afirmo que a pesar de todo lo anterior "el vuelco electoral que auguraba el partido socialista no se ha producido en Andalucía y un titular grandilocuente y una puesta en escena vistosa no son suficientes para torcer la realidad".

Señaló que "mucha gente ha descubierto la verdad sobre Susana Díaz en los últimos dos meses y los ciudadanos están castigando su enorme soberbia", como demuestra el hecho de que Díaz ha perdido más de 95.000 votos con respecto a las autonómicas y el PP ha ganado más de 90.000".

Advirtió que "las lecturas precipitadas de los resultados tienen mucho peligro y quien hizo una pasarela de la victoria el 22 de marzo y todavía no es presidenta, comete ahora el mismo error e intenta convencernos de que ha obtenido un gran resultado". En este sentido se preguntó "qué celebra Díaz, los resultados de Podemos o quedar en segundo lugar" y aseguró que "ya le gustaría a ella cambiarse por el PP y haber ganado en 19 de las 25 mayores ciudades de Andalucía".

Sin límites a los pactos para conservar alcaldías

Moreno ha concluido que cada candidato o candidato a las alcaldías puede llegar a los acuerdos que sea capaz con tal de mantenerlas u obtenerlas. ABC informe que, a puerta cerrada, Moreno dijo textualmente que en Andalucía no hay "ningún Bildu ni ninguna línea roja para pactar", incluyendo así a los partidos pro-Podemos que eran, hasta ahora, territorio vedado para los populares.

La consigna, sigue el diario de Vocento, es tratar de alcanzar los máximos acuerdos posibles antes del 13 de junio, fecha en la que se constituirán los ayuntamientos y se elegirán a los alcaldes. No hay tiempo que perder en un partido en el que también juega el PSOE, que en este caso es el rival más duro de batir.

Moreno pide coherencia a los demás

Juanma Moreno reivindicó para el PP "todas y cada una de las alcaldías donde es primera fuerza y va a pelear hasta el final por lo que es justo para los ciudadanos, que han expresado claramente sus preferencias". Agregó que "el objetivo es no truncar la estabilidad, la recuperación y un proyecto de modernización y progreso que están en marcha en muchas ciudades".

Puso el ejemplo de Sevilla, Córdoba o Jerez, donde el PP ha sacado más votos y más concejales, por lo que les corresponde formar gobierno. Insistió en la "absoluta incoherencia de Díaz" que pide que le dejen gobernar en Andalucía y anuncia pactos para arrebatar alcaldías a la lista más votada. "¿Qué pasa con las preferencias de los ciudadanos en los ayuntamientos?", cuestionó.

El presidente del PP advirtió que Díaz "está desde el domingo sacando los cromos del baúl para empezar el intercambio" y "vamos a ver si no se tira en brazos de Podemos, a los que repudió durante toda la campaña". Aseguró que la base de la estabilidad es el PP porque ha ganado legítimamente las elecciones y recordó la nefasta experiencia de bipartitos o tripartitos en los ayuntamientos y diputaciones.

Por último, Moreno se mostró dispuesto a dialogar y llegar a acuerdos en los municipios y señaló que va a "buscar puntos de encuentros con generosidad y humildad y vamos a dejar a otros el camino de la vieja política, que es buscar el poder a toda costa y escuchar a los ciudadanos".

El presidente del PP andaluz reclamó al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que imponga "sentido común y coherencia" a sus candidatos en Andalucía después de que en Málaga y Almería quieran tener la Alcaldía siendo la tercera fuerza. Confío en que Ciudadanos no sea "el ejército de Pancho Villa" y aseguró que "se puede hacer un camino juntos".

A continuación