Ciudadanos también quiere la alcaldía de Roquetas con sólo tres concejales

Roquetas de Mar cuenta con el factor de estar gobernado por el presidente del PP de Almería, Gabriel Amat.

Pedro de Tena (Sevilla)

Ciudadanos de Almería fue noticia este martes por exigir la alcaldía de la capital con sólo tres concejales a cambio de su apoyo mientras el PP tiene 13. Ahora reincide en otra de las grandes ciudades almerienses, Roquetas de Mar, donde asimismo con tres concejales exige al PP la alcaldía de la ciudad. Hasta el PSOE almeriense ve incoherente que un pacto de todos contra el PP diera la alcaldía a Ciudadanos.

Roquetas de Mar no es un municipio cualquiera en la provincia de Almería. Además de su desarrollo, nivel de vida y gran negocio turístico y agrícola, cuenta con el factor de estar gobernado por el presidente del PP de Almería, un histórico del PP regional e íntimo amigo de Javier Arenas, Gabriel Amat.

Como en el caso de la capital almeriense, relata Noticias de Almería, un posible pacto de "todos contra Amat" parece estar moviéndose en Roquetas de Mar, si bien a lo largo del martes se difundió que el PSOE de este municipio podría estar gestando un acuerdo con el resto de grupos políticos para arrebatar la Alcaldía a Gabriel Amat, del Partido Popular.

Los resultados electorales han sido los siguientes: el PP ha perdido la mayoría absoluta, pero tiene 12 concejales, frente a 6 del PSOE que lidera Manuel García, que a su vez tiene el doble que Izquierda Unida y de Ciudadanos, y además hay otro concejal de Tú Decides, la marca local de Podemos y su entorno.

Ciudadanos, en su reunión de Madrid a nivel estatal, fijó las directrices marco para los pactos locales, siendo la primera de ellas que "no va a formar parte de equipos de gobierno que no presida", lo que se une a las declaraciones el lunes de su portavoz roquetero, Diego Clemente, en las que se mostraba dispuesto a "liderar" el "cambio" en el municipio. De hecho con tres ediles electos, el candidato ha explicado que aunque "no sería fácil" no descarta "presidir la Alcaldía", para lo que "tenemos que dialogar". Esto es, que quieren gobernar a pesar de haber perdido desobedeciendo así las normas nacionales.

Sigue así la senda desafiante con la dirección nacional abierta por el Coordinador Provincial, Miguel Cazorla, y la Agrupación Provincial de Almería, que ya anunciaron su deseo de ocupar la alcaldía de Almería con sólo tres concejales.

El secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, que va a ser imputado si el juez hace caso del informe de la Guardia Civil que lo recomienda en el caso Marismas, afirmaba que harán "todo lo que esté al alcance" de su "mano" para conformar un proyecto de gobierno como "alternativa al PP" en la capital almeriense y Roquetas de Mar, donde, según ha dicho, los ciudadanos han apostado de "manera clara por el cambio hacía una gestión que ponga el acento en las personas, y no en la especulación y el negocio de unos pocos". El PP, recuérdese, ha obtenido el doble de concejales que el PSOE.

Sin embargo, Teruel no parece dispuesto a ceder la alcaldía a Ciudadanos y ha explicado que no le parecía "coherente" que C´s reclamara la alcaldía la cuarta fuerza política. En su opinión, "la coherencia nos dice que la alcaldía debía tenerla aquel grupo político que ha tenido mayor representación en las urnas, y si estás haciendo un proyecto frente al PP y eres la segunda fuerza, y tienes fuerza suficiente como para plantear un proyecto alternativo, lo normal es que plantees candidato a la alcaldía, y que no te venga el que tiene uno y disponga, eso es lo lógico".

Otro problema para Ciudadanos es que, incluso si el PSOE aceptara el cambalache, necesitaría también el apoyo de Podemos para hacerse con la alcaldía.

A continuación