Marhuenda se propone convencer a Federico para que vote a Rajoy

Se acaba al fin la campaña con Montoro como imprevisto protagonista tras la filtración de la declaración de la renta de Aguirre.

Pilar Díez

El Mundo lleva una entrevista con Pedro Sánchez. "Comparto con C's y Podemos las ganas de cambiar España". ¿Pero este no es el candidato del partido que más tiempo ha gobernado en España? Pues ya ha tenido tiempo de cambiarla, ya. Pese a no mencionar lo de Aguirre en portada, sí le dedica un editorial para decir que "es inaceptable el uso de este tipo de datos confidenciales como arma política arrojadiza. Otra cosa es que en este momento de imprescindible regeneración democrática sea oportuno abrir el debate sobre la conveniencia de que los candidatos a cargos oficiales estén obligados a someterse a una mayor transparencia haciendo públicas sus declaraciones de Hacienda".

A Federico Jiménez Losantos no se le pasa el disgusto morrocotudo con Ciudadanos por el impuesto de Sucesiones. "Aunque manipule, la portada de El País diciendo que Ciudadanos y Podemos prefieren pactar con el PSOE antes que con el PP tiene algo de verdad", dice dándome el primer susto de la jornada. "Una idea liberal y nacional española es incompatible con un programa tan intervencionista contrario a la propiedad. Y el símbolo es el impuesto se sucesiones y donaciones cuya importancia no ha entendido el catalán Rivera. Al reimplantarlo, Ciudadanos montorizaría Madrid so capa de armonizarlo, y de ahí al PPOE de Cebrián hay un paso. Lo terrible del dilema de Rivera es que, sin partido, debe afrontarlo solo".

El País abre con unas declaraciones de Aguirre sobre la filtración. "Están en peligro la solidez y la solvencia del Ministerio de Hacienda". Y me provoca el segundo soponcio del día al defender a capa y espada sin pero ninguno a la candidata del PP en el editorial. "La filtración de los datos fiscales de Esperanza Aguirre es un hecho muy grave. Con el agravante de que se ha producido durante una campaña electoral y, por tanto, permite inferir que obedece a motivos políticos espurios. Por eso obliga a una explicación pública no ya solo de la Agencia Tributaria, sino también del ministro de Hacienda". Ademas, "la difundida renta de Aguirre refleja estrictamente sus actividades privadas. Esa es la razón por la cual vulnera su derecho al secreto fiscal y también la que permite deducir que pretende dañar la imagen de la candidata". Por favor, ¡que alguien me traiga mis sales!, ¡El País defendiendo la imagen de Aguirre! Es "una tropelía (…) Vivimos en un estado de excepción fiscal". "Filtrar la declaración de Aguirre causa un daño irreparable cuya intencionalidad habrá que aclarar". Los milagros existen.

ABC lleva otras declaraciones de Aguirre. "La Agencia Tributaria está trufada de gente que hace filtraciones". Ya te digo, parece un patio de cotillas. Bietio Rubido está indignado y lo expresa en su Astrolabio, pero en él era de esperar. "¿Qué se puede esperar de un país como el nuestro, en cuya descomposición jurídica andamos empeñados? ¿Cómo se pueden filtrar desde Hacienda, a solo tes días de las elecciones, los datos tributarios de una candidata? El editorial insiste en que es "una violación flagrante de la ley", un "ataque frontal contra la seguridad jurídica " y "una inmoralidad". Hay que encontrar al que lo hizo y "sancionar con la severidad que corresponde este grave delito ya que hoy es Aguirre, pero mañana podría ser cualquier otro", exige, eso sí, sin pedirle explicaciones a Montoro ni una sola vez.

Carlos Herrera está negro con Pedro Sánchez y su Valeria. "Ya no sé si habla de Valeria o de la Niña de la Curva", dice guasón. "A mí no me cabe la menor duda de que Valeria, las diferentes Valerias del cuento, existen. Es decir, que hay infraempleo en España. Lo que me molesta es que Snchz me considere tonto y quiera hacerme tragar una historia colectiva como si le hubiera pasado a él". "Lo malo de esta tontería es que le quita dramatismo a la historia de las valerias que existen en nuestro país y en media Europa". ¿Y los buenos ratos que nos hace pasar qué, Carlos?

La Razón pasa de puntillas sobre el tema de Aguirre y dice que "el PP apoyará a Díaz tras el 24-M a cambio de los ayuntamientos". ¿Ah sí? ¿Al final ha pasado por el aro Susana? Porque esa era la primera propuesta que le hicieron y ella dijo que nanay de la China. El editorial pide "congruencia" y que gobierne la lista más votada. Sigue empeñada La Razón en culpar a Podemos y Ciudadanos de que no haya gobierno en Andalucía y exculpar al PP. "Sólo los populares han puesto sobre la mesa la fórmula que garantiza la estabilidad imprescindible: un pacto en torno al gobierno de la lista más votada". Mentira cochina. El PP propuso eso el primer día y Susana les hizo un corte mangas. Podemos y Ciudadanos pusieron las suyas y les mandó a freír monas, y así con todo. "La salida planteada por los populares es la única tolerable, plenamente democrática y que preserva de la mejor forma posible el mandato de las urnas. Tras el 24-M será hora de acabar con la anomalía andaluza, y el presidente del gobierno está dispuesto a que eso se produzca. Un acuerdo global de apoyo a la lista mas votada". Pues nada, suerte con la andaluza, porque ha demostrado ser una cabezona de narices.

Francisco Marhuenda firma un entrañable artículo intentando defender a Montoro. "No le gusta ni subir impuestos ni ser impopular". ¿Que quiere que le quieran? ¿Pero no dijo que a él lo del cariño le traía al pairo? Pero lo más conmovedor es que el director de La Razón se impone a sí mismo una ardua tarea. "Espero convencer en los próximos meses a mi querido amigo Federico Jiménez Losantos para que vote a Rajoy". Mucho ánimo Marhuenda para esta dura y difícil misión que te has impuesto. Lo vas a necesitar.

A continuación