Albert Rivera eleva el tono contra Aznar: "Los expresidentes deben trabajar para España, no para multinacionales"

Dice que si llegase a La Moncloa le gustaría contar con la experiencia de anteriores inquilinos.

Mariano Alonso (Toledo)

Tras amagar el jueves por la noche en Alcalá de Henares, Albert Rivera ha contestando este viernes en Toledo a José María Aznar, tras las críticas del expresidente en sus últimos actos de campaña hacia Ciudadanos. Rivera dice no estar arrepentido de haberle puesto como ejemplo, junto a Adolfo Suárez y Felipe González, pero advierte: "Prefiero a los expresidentes trabajando para España que para una multinacional". En ese sentido, asegura que si llegase a La Moncloa le gustaría contar con la experiencia de anteriores inquilinos "como ocurre en EEUU" y reitera que "con sus defectos" los proyectos de Suárez, González y Aznar fueron positivos para España, y por eso, afirma: "Nosotros queremos un cuarto proyecto nacional".

El presidente de Ciudadanos se ha manifestado también sobre su reciente conversación con Susana Díaz, que también ha mantenido contacto telefónico con Mariano Rajoy y Pablo Iglesias. Con aparente ingenuidad, ha dicho no saber si también telefoneó a Pedro Sánchez.

Según su versión, la líder del PSOE andaluz quería contrastar si la postura de Rivera era igual que la de Juan Marín, el líder andaluz de Ciudadanos: "Le dije que sí. El PSOE tiene que pasar página, tiene que dejar de tener imputados o aforados en el Tribunal Supremo". Preguntado por si el ritmo de la negociación está marcado por la campaña electoral, Rivera lo niega: "Esto no tiene que ver con el 24-M, sino con que el PSOE cumpla. Que el pacto anticorrupción no sea papel mojado. Queremos cambios profundos a cambio de que pueda comenzar la legislatura y no haya elecciones anticipadas, pero cambios profundos de verdad".

Tras su paso por las dos Castillas y Madrid, Rivera vuelve el sábado a Barcelona, pero el domingo estará de nuevo a la capital de España para el acto central de la campaña de Ciudadanos.

A continuación