Desaparece el expediente del piso que Gallizo hizo para su hija en Prisiones

En noviembre de 2014 Ángel Yuste, actual responsable de Prisiones, ordenó abrir una investigación reservada.

Libertad Digital

Como por arte de magia, el expediente que investigaba las obras que realizó la que fuera directora general de Instituciones Penitenciarias con Zapatero, Mercedes Gallizo, en la sede de la Dirección General de la Institución en Madrid han desaparecido.

En el año 2008, el diario El Mundo reveló que la actual número cuatro de la candidatura del PSOE a la Comunidad de Madrid había mandado construir dos años antes un apartamento para su hija, de 25 años, en un edificio contiguo perteneciente también a dicho organismo con cargo al erario público.

"Tengo derecho a vivir con mi hija", así justificaba Gallizo entonces el haber utilizado un espacio que estaba destinado a las oficinas de Prevención de Riesgos Laborales de Prisiones. En aquel entonces, su hija estaba cursando un máster de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y Gallizo consideró que la vivienda de 60 metros cuadrados que tenía asignada por su cargo no era suficiente para las dos.

"No es una pérdida accidental"

Ahora, el diario de Unidad Editorial ha publicado que el Ministerio del Interior aprecia delitos en la "desaparición y borrado de archivos" referidos a as contrataciones públicas realizadas por la socialista para ejecutar la obra.

En noviembre de 2014, el actual responsable de Prisiones, Ángel Yuste, ordenó la apertura de una información reservada, para "averiguar las circunstancias de la supuesta desaparición de la documentación física y registros informáticos de la base de datos de la Inspección Penitenciaria, y concretar el contenido de la información desaparecida".

Ahora, seis meses después, la inspección ha elevado sus conclusiones, que apuntan a la comisión de varios delitos. El informe ha sido remitido ya a la Fiscalía. Los investigadores de Instituciones Penitenciarias concluyen que de lo que se trata no es de una "pérdida accidental" de los registros.

Ya en 2008, la Subdirección General de Servicios constató que "habían desaparecido al menos ocho expedientes de contratación, dos de los cuales hacían referencias a las obras y reformas realizadas en la vivienda" de Gallizo.

A continuación