El esperpento, en campaña: de los condones del PP al 'Obama gallego'

Frente a las fórmulas típicas, se encuentran los candidatos sui generis, que se saltan el protocolo con un eslogan, una valla o una idea rompedora.

J. F. Úbeda

La alcaldesa baja los impuestos. El concejal le dedica una calle a Paco de Lucía. Ya no hay socavones frente a tu casa. La candidata se te acerca y te dice lo bonito que es tu perro. El consejero de Cultura organiza un concierto de Raphael. Y así. La campaña electoral está en 'modo ON'. Los políticos buscan tu voto, y el de tu padre, y el de tu amiga, incluso el de tu cuñado. Las fórmulas son conocidas: que si llega el cambio, que si acabaremos con la corrupción, que si crearemos setecientos setenta y siete millones puestos de trabajo.

Frente a las fórmulas típicas, frente a lo -nunca mejor dicho- políticamente correcto, se encuentran los candidatos sui generis, quienes rompen el protocolo con un eslogan, una valla o una propuesta. Quienes estampan su lema en preservativos. Quienes piden tu voto a ritmo de rap. Quienes proponen que el estanque de El Retiro se parezca a un escenario de Master and Commander. Quienes, parafraseando a Jung, nacieron originales y se niegan a morir como copias.

Valga el siguiente muestrario, dividido en cuatro categorías: sexo, espectáculos, música e ignorancia.

La erótica del poder

Decía Napoleón que "en la vida hay dos cosas importantes: una es el sexo, y la otra... no tiene importancia". Sin renunciar -al menos, en apariencia- a las otras cosas importantes, algunos candidatos han tenido en cuenta el aforismo del militar y gobernante francés y se han propuesto -o, al menos, lo han intentado- subirnos la libido.

Ahí tenemos/tuvimos al candidato socialista a la alcaldía de Meruelo (Cantabria), Luis Alberto Nicolás Pérez, quien, emulando a Albert Rivera en 2006, posó desnudo en dos carteles electorales. Como si se tratara de un meme de Julio Iglesias, Pérez posaba desafiante y apuntando al usuario con el lema "Soy mejor que tú y lo sabes". Debajo, una rosa tapaba sus atributos. Al lado de la flor, la siguiente frase: "Si no, desmiéntemelo".

En otro cartel electoral, el candidato socialista aparecía despaldas, con los pulgares señalando su espalda, como cuando Raúl González celebraba sus goles, y con la rosa, en este caso, ocultando sus cántabros glúteos. Tras convertirse en trending topic y aparecer en los telediarios, Pérez ha decidido desprenderse de estos carteles; ahora, los protagoniza Mafalda.

Más allá todavía fue la número 5 en las listas de Iniciativa Viguesa -en breves, daremos más detalles sobre la formación-, la modelo Beatriz Carrera, una modelo de 30 años que posó desnuda este lunes en Interviú, advirtiendo, con la ropa interior mojada y bebiendo un refresco, que va "a dar muchísima guerra".

Por su parte, el PP de Getafe (Madrid) prescindió de nudismo y poses renacentistas con su candidato -y actual alcalde-, Juan Soler, y prefirió regalar preservativos en un evento zombie. A un lado del envoltorio, la cara del candidato y un lema: "Sensibilidad y eficacia"; al otro, una petición: "Vota Juan Soler". Así pues, tengan en cuenta que la última cosa que han visto no pocas parejas antes de echar un pinchito -palabra tomada de Amador Rivas- ha sido el rostro de un candidato a la alcaldía.

De 'Los Vengadores' a las batallas navales

Algunos candidatos han optado por buscar el voto desde un punto de vista espectacular y/o cinematográfico. Los siguientes ejemplos dan la razón a Fernando Fernán Gómez, quien dijo que "el cine es un vehículo de expresión, pero no estoy muy seguro de que sea un arte".

Así pues, arrancamos con una producción de Popular Studios, que ofrece un espectáculo dramático protagonizado por Conchi, Castro, Roberto, Elena, Óscar y "muchos más". Envuelto en una banda sonora con tintes hollywoodienses, el vídeo electoral del PP de A Guarda (Pontevedra) nos presenta a este conjunto de superhéroes, una versión gallega de Los Vengadores, con el siguiente lema: "De un pueblo gris y olvidado surge un gran equipo dispuesto a levantarlo". Y lo dicen con la mirada firme, brava y oficinesca.

Continuamos en Galicia para descubrir al candidato de Iniciativa Viguesa a la alcaldía de Vigo, Sinaí Giménez, más conocido como El nuevo Obama, más conocido como "príncipe" de los gitanos -es presidente de la Sociedad Gitana Española. El partido cuenta, entre otros, con los ilustres apoyos de Azúcar Moreno y Malena Gracia. Su objetivo: "Defender a las clases trabajadoras, a los más pobres, a los que están en riesgo de exclusión". Para captar el voto, Giménez ha lanzado un vídeo en el que alterna fotografías suyas con las del presidente de EEUU, Barack Obama, mientras suena una melodía sorprendente, intensa, urgente. Pese a que afirma en Europa Press que sus expedientes penales están "totalmente limpios y blancos como los de la paloma blanca", su historial de antecedentes se podría vender por fascículos.

Por su parte, el candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, va más allá del séptimo arte, optando por un producto tangible, algo vivo. Por ello, presentó una propuesta llamada "Naumaquias", con la que pretende representar combates navales en el Lago de la Casa de Campo y en el Estanque del Retiro. Este tipo de espectáculos tienen su origen en la Roma Clásica y, la última vez que se representaron en España, quien reinaba era Felipe IV. "Va a ser espectacular, una referencia mundial", se vanagloriaba el tertuliano, en su afán de fusionar Gladiator y Master & Commander en la rutina madrileña.

Del "Run rún" al rap de Monago

Cuando todo el mundo creía que la música española había tocado fondo en Eurovisión -iba a mencionar a un músico que demandó a un medio satírico pero, ante tal panorama, mejor no digo nombres-, la campaña electoral irrumpe para profanar la tumba de Bach y para recordarnos que, visto lo visto, las letras de Georgie Dann no eran tan malas.

Arranca este Top Four del desatino sonoro con la versión del "I will survive" de Gloria Gaynor que interpretó la mujer del alcalde de Mijas -el popular Ángel Nozal-, Michelle Van Gaalen, para elogiar su gestión de gobierno. "Tú has cambiado nuestro municipio, / en las lagunas ya podemos aparcar". Aprecien el significado del último verso: ni André Breton ni Salvador Dalí fueron capaces de plasmar en una obra de arte una imagen tan surrealista como esa. En cuanto a la interpretación..., en fin, juzguen ustedes mismos.

La canción de Van Gaalen fue la génesis de una corriente musical en el PP que engrosó la candidata a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, cantándole a Monedero "Volare" e interpretando un chotis en inglés junto a Pablo Motos, y el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, quien busca el voto -sin cantar él, que conste- a ritmo de rap y de pop plastificado. Los directivos de las cristaleras se están frotando las manos.

Si bien, la canción más pegadiza/contagiosa de la campaña electoral la encontramos fuera de las filas populares. ¿Quién no ha cantado el "Run run" de la candidata a la alcaldía de Barcelona, Ada Colau, durante los últimos días? ¿Que no la han escuchado? ¿Que no han visto el videoclip? Pónganse cómodos, prescindan de las palomitas -no sea que se indigesten-, y disfruten, o como se diga.

Finalmente, en cuestiones coreográficas, se llevan la partida -de nuevo- Carmona y Aguirre, quienes protagonizaron, cada uno por su cuenta, una esperpéntica versión de Dirty Dancing en el programa de María Teresa Campos.

Maldita ignorancia

Para terminar este muestrario de candidatos rara avis, presentamos a tres personas que quieren -en teoría, claro, "aunque en teoría funciona hasta el comunismo, en teoría" (Homer Simpson)- ser tu alcalde o el presidente de tu comunidad autónoma, que quieren ocuparse de tu sanidad, de tu educación, de tus impuestos, pero sin tener idea alguna sobre el ecosistema en que se presentan.

Como el candidato de Podemos a la Presidencia de la Junta de Extremadura, Álvaro Jaén, quien declaró en una entrevista concedida a El Mundo que no sabía "cuánto dinero se gasta" en la región, aunque justificaba su ignorancia con un "pero el de Podemos es un proyecto colaborativo. Estamos trabajando con economistas, especialistas...".

Como la candidata a la alcaldía de Argentona (Barcelona) por Plataforma x Catalunya, Miriam Esteve Abril, quien fue sometida a un cuestionario sobre la localidad y sólo acertó un par de preguntas, desconociendo el importe total del presupuesto municipal o el mes en que se celebra la fiesta mayor.

Como el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Ciudad Real, Pedro Fernández, quien ofreció una peculiar rueda de prensa en la que no era capaz de recordar un proyecto para la Casa de la Cultura de la urbe manchega, quien nos brindó aforismos dignos del Paulo Coelho más radical como "somos nuevos en la política, pero no somos nuevos en la vida", y quien dijo que "la corrupción y el trabajo" eran los enemigos a batir.

Votad, votad, malditos.

A continuación