Posada cede una sala del Congreso para un encuentro entre víctimas de ETA y los GAL

La AVT y Dignidad y Justicia han criticado al presidente del Congreso por permitir el encuentro enmarcado en las jornadas "Paz en Euskal Herria".

Libertad Digital

Las asociaciones de víctimas del terrorismo se han mostrado muy dolidas y muy críticas con el presidente del Congreso después de que Jesús Posada haya cedido una sala de la Cámara Baja para un encuentro entre víctimas de ETA y de los GAL. Este polémico encuentro se enmarca en unas jornadas llamadas "Paz en Euskal Herria".

En una entrevista en Es la Tarde de Dieter de esRadio, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, ha asegurado que las víctimas "están bastante indignadas pues es una provocación". Añadía que le molesta que "utilicen la cámara de representación para acoger a etarras para que se reúnan".

Pedraza agregaba que tal y como "presentíamos, quieren acabar con el verdadero relato de las víctimas". "Lo que quieren hacer es contar su relato, no el de las víctimas", sentenció.

Para intentar evitar este acto, la AVT envió una carta al presidente del Congreso para que no permitiese esa "provocación". Hasta ahora no ha habido respuesta de Posada a las víctimas. "Nos parece vergonzoso", indicó esta víctima del terrorismo.

También muy crítico se ha mostrado Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia, que también ha reclamado a Posada que "no permita que una institución nacional como el Congreso de los Diputados sirva para dar cobijo al escarnio de equiparar a víctimas del terrorismo con familiares miembros de ETA fallecidos".

Muy enfadado, Portero afirma que "es de broma de muy mal gusto y absolutamente impertinente e innecesario que el Congreso de los Diputados pueda dar la palabra a personas que vienen a hablar de un territorio ficticio llamado por algunos incultos 'Euskal Herria' que no existe en nuestra geografía nacional y nada más y nada menos que al Congreso de los Diputados".

A continuación