Mariano Rajoy visita por sorpresa a las tropas españolas desplegadas en Mali

El presidente muestra la implicación española con África en su tercera visita a las tropas en el exterior.

J. Arias Borque (Bamako, Mali)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha visitado por sorpresa este domingo, acompañado por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, a las tropas españolas desplegadas en Mali, donde ha destacado el importante papel que desarrollan los efectivos nacionales en el país. Ésta es la tercera visita presidencial a los efectivos de las Fuerzas Armadas en el exterior tras las realizadas en diciembre de 2012 a Afganistán y en diciembre de 2013 a Yibuti.

El avión militar español ha llegado al mediodía local (14:00 hora española) al aeropuerto internacional de Bamako, donde ha sido recibido por el primer ministro de la República de Mali, Modibo Keita; por el ministro de Malienses en el Exterior, Abdrahamane Sylla; por el gobernador del Distrito de Bamako, Adama Sangaré; y por el embajador de España en el país africano, José María Matres Manso; entre otras autoridades locales.

Tras recibir honores militares y pasar revista a un piquete de honor de militares malienses, Mariano Rajoy se ha dirigido al Palacio Presidencial, donde se ha entrevistado con el presidente de la República de Mali, Ibrahim Boubacar Keita. Posteriormente, se ha desplazado hasta el cuartel general de la misión europea EUTM Mali, donde ha sido recibido por el ministro de Defensa de Mali, Tiéman Hubert Coulibaly, y el Comandante de la misión, el general de brigada español Alfonso García-Vaquero.

En este escenario es donde el presidente del Gobierno ha recibido toda la información disponible sobre esta misión, la segunda más numerosa de las que desarrolla España en estos momentos en el continente negro, y cuyo objetivo principal es el adiestramiento militar de varios batallones del ejército local, que posteriormente son enviados al norte del país a combatir con los grupos yihadistas que todavía controlan algunas zonas en el norte de Mali, en pleno Sahel.

Los más de 150 militares están divididos en dos emplazamientos. En los cuarteles generales, en Bamako, se encuentran destinados un grupo que no llega a la veintena, entre ellos, el general Alfonso García-Vaquero, máximo responsable de la misión de la UE. El resto, realizan sus funciones como instructores, apoyo y protección en el campo de entrenamiento de Koulikoro, localidad ubicada al noreste de la capital maliense.

Tras esto, Mariano Rajoy se ha dirigido a los militares españoles presentes y les ha asegurado que "estoy muy orgulloso de la labor que están haciendo". "En algunos países hay más dificultades que en otros, pero si hay algo capital es que tengan un ejército que garantice los derechos y libertades de los ciudadanos. Sin él las cosas es difícil que funcionen", ha continuado.

"Lo que están haciendo de ayudar a un país a tener un buen ejército para que garantice la seguridad, la libertad y los derechos de las personas es de lo más bonito que se puede hacer. Lo que hacen aquí es muy importante", ha proseguido.

"Vivimos momentos difíciles en muchos lugares del mundo. Estamos para ayudar al pueblo de Mali, intentar que se llegue a acuerdos y entendimientos. Los grandes enemigos de la humanidad son los que disponen a su antojo de las vidas y derechos de los demás. España ha librado muchas batallas contra el terrorismo. El terrorismo es el enemigo de todos. Cuando estamos aquí estamos defendiendo también la seguridad y los derechos de todos los españoles", ha concluido.

A continuación