Siniestro aviso de Carlos Herrera a Monedero: "Que se ande con cuidado"

Monedero arma la marimorena en Podemos y acaba como la casta: libre para echar a volar.

Pilar Díez

"Monedero dimite alegando que Podemos ya es como la casta", dice El Mundo. Casimiro García-Abadillo ya no es director de El Mundo, por Dios, qué trajín, y ahora el que manda se llama David Jiménez. Pues David Jiménez dice en el editorial que lo de Monedero "es la consecuencia natural del abrupto vaivén ideológico -ejem, yo no hablaría mucho de vaivenes en este periódico- con el que el partido, cegado por el brillo de las encuestas y embebido de una desbocada ambición de poder, está intentando travestir sus orígenes, procedentes del socialismo bolivariano, en una versión naïf de la socialdemocracia nórdica". "Podemos piensa que tiene atado a su electorado más radical y cree que puede asaltar los cielos conquistando el más moderado. Está por ver si la avaricia rompe el saco", dice implacable el nuevo director. La marcha de Monedero "libera al partido del estigma de Venezuela, una oportunidad para escapar del populismo de brocha gorda y de las propuestas gaseosas". Y chimpún. Qué carácter, tiene el nuevo director.

Victoria Prego se lo toma con mucho recochineo. "Ahora hay que preguntarse qué proponen estos jóvenes aspirantes a representar al pueblo soberano. Porque si ya no se atreven a ser el Tío de la Vara, a lo mejor resulta que quieren ser algo parecido a Izquierda Unida, a la que previamente han fagocitado y dejado en estado agónico. A ver si al final va a tener que resucitar IU para, a continuación, invitar a los supervivientes de Podemos a que se vayan incorporando a sus filas", dice la muy guasona.

Federico Jiménez Losantos se dedica a la polémica de Catalá y las filtraciones porque le ve un poco despistado y quiere echarle una manita. "El problema de Catalá es que no distingue edición de filtración, así que ayudémosle", dice Federico, siempre tan caritativo. "La primera editora de España es Soraya, que desde los medios que indirectamente financia y favorecen su carrera -Grupo Prisa- o controla -TVE y demás- es la que edita o adereza a gusto del lector los datos que desde el Gobierno, el CNI, o Hacienda quiere filtrar. La selección de lo filtrado es la primera edición. La segunda es la selección del medio, que, más que un periódico, suele ser un 'desayuno de trabajo' tipo Europa Press. Allí filtran y editan todos -presidente, ministros, jueces y fiscales- lo que quieren sobre los casos sub iúdice que políticamente les conviene prejuzgar. He ahí los elementos perseguibles". No se quejará el ministro, le ha dado Federico un montón de gente para empezar a multar. Y en un día festivo.

El País dice que "Monedero rompe con Iglesias y asesta un duro golpe a Podemos". Vaya rachita de rupturas que lleva Pablo. Primero Tania, ahora Monedero. A este paso, majo, te vas a quedar más solo que la una. Destaca El País el cruce de pullitas de ayer. "Iglesias: 'quizás Juan Carlos no es un hombre de partido'". "Monedero: 'importa más un minuto de televisión que los círculos'". Y como guinda, una patada a Pablo en sus partes bajas. "Me gusta más Galeano que Juego de Tronos". Fernando Vallespín dice que "empieza a darse a los de Podemos por muertos" y lo nota en que "comienza a reconocérseles los servicios prestados", con lo bueno que era y eso. "Lo que hasta hace poco era leña pura y dura ha pasado a convertirse en dulce condescendencia", dice. Pues chico, será en tu círculo de amistades, porque lo que es en la prensa. El editorial dice que lo de Monedero ha sido un "duro mazazo" . Monedero ha dejado a Podemos "como un plan oportunista y cínico en el que todo vale con tal de llegar al poder". Y con lo de que él prefiere a Galeano "frente a la implacable persecución del poder a toda costa que ejemplifica Juego de Tronos", la serie que nos mete el jefe podemita hasta en la sopa, "Monedero lanzó ayer un potente torpedo contra la línea de flotación de Podemos". Caramba, ¿y esto es lo que predica el libro de texto que quiere impone Pablo ? Pues casi prefiero el "amaos los unos a los otros", etc, etc, será mentira, pero no provocaba pesadillas.

ABC: "Podemos estalla". Dice que Monedero se ha sentido "abandonado y apartado" por Pablo Iglesias. Bieito Rubido tranquiliza a Pablo, que no está enfermo ni nada, que "dejar tirado a algunos de sus más cercanos para garantizarse el acceso a un cielo que a muchos se les antoja un purgatorio" es lo que hace "todo aspirante a dirigente". Uf, qué alivio habrá sentido. Al editorial lo que le extraña es la rapidez en el aprendizaje. "Poco ha tardado Podemos en sucumbir a sus propias cacerías internas, a la guerra de egos y a las traiciones típicas de los partidos clásicos". Si es que la juventud de hoy, con las nuevas tecnologías y eso, son como esponjas, lo absorben todo. "Podemos es una organización de corte estalinista y maneras autoritarias, basada en el culto al líder y diseñada sobre un mensaje casi mesiánico que trató de maquillar su extremismo de izquierdas para consagrar una imagen pública de simpatía". Monedero dejó claro que Podemos "es una gran mentira" y ha caído "víctima de la misma criatura que engendró". Cría cuervos... Hermann Tertsch se descojona de Monedero. "Este hombre es muy sensible y no aguanta las crueldades y las bajezas de la política española". Pablo Iglesias dice que "el partido le es estrecho y le angustia la claustrofobia, cual jaula al ruiseñor, y necesita volar. Es gracioso que ayer nadie recordara imágenes tan poco poéticas como Monedero con brazalete chavista al grito de "¡Chaves, carajo!". "Al pobre Monedero le produce claustrofobia la vida política de España", pero aprueba "las dimensiones del calabozo en el que está aislado y postrado Leopoldo López, cubierto por los excrementos de otros presos que le echan encima a diario sus carceleros". Ya nos has jorobado el luto, Hermann. "Monedero se va porque solo es valiente cuando se sabe protegido por los poderosos. No soporta la política sin los privilegios de la protección de los matones. Se va por cobardía y porque le echan. Pero hasta esta partida nos la presentan este impostor y sus hasta ahora secuaces como un arrebato de poesía". Carlos Herrera es otro ejemplo de la condescendencia de la que habla Vallespín. Monedero "está triste y desengañado y se va a casa", como Calimero, que para eso rima el apellido. "Podemos ha comenzado el viejo ritual comunista consistente en despedazarse". "Monedero dice con sinceridad estupefaciente que cada día le cuesta más sobrellevar la partitocracia y en ello desvela su corazón totalitario, al que quiere que regresen todos". "Que se ande con cuidado", le avisa. "Que ya sabemos que a Trostky le costó un disgusto más que la hoz, el propio martillo". Hijo Carlos, que vivimos en un país civilizado. Y Jaime González, otra alma caritativa, dice que Monedero ha tenido un "puro arrebato de soberbia" y que tiene "delirios de grandeza".

La Razón no hace ni pajolero caso a Monedero porque está ocupadísima vendiendo el programa electoral de Rajoy. Lo lleva en portada, sólo faltaba. "Monedero dinamita el trono de Podemos" pero ni editorializa ni hay apenas opinión. Sólo Lucas Haurie hace un perfil. Es "una historia de dinero, celos y poder orgánico que firmaría cualquier formación de la casta. Qué ordinariez". Sí, qué dira Lomana de tanta vulgaridad.

Monedero tendrá que irse a La Vanguardia para encontrar un poco de caridad cristiana. O a alguien que se trague su rollo. Marius Carol dice que "se va porque la política no es lo que parecía y porque el poder requiere bastante cara y mucho hígado". Pues hala, a volar como un pajarillo.

A continuación