"Condena" catalana

El 'Parlament' evita atribuir al terrorismo islamista los atentados en África

Los diputados de Cataluña, "contra el fundamentalismo de cualquier tipo" y los "ataques a la convivencia entre pueblos y religiones".

Pablo Planas (Barcelona)

El Parlamento catalán ha decidido este jueves, 16 de abril, condenar la matanza islamista en la Universidad keniata de Garrisa, cometida el pasado 2 de abril. Como se recordará, los terroristas obligaban a los estudiantes, en su mayoría cristianos, a recitar un pasaje del Corán. Si no sabían o no podían, eran "ejecutados".

La singular nota elaborada en la cámara autonómica y leída por el secretario primero de la mesa, el exlíder del PSC Pere Navarro, evita cuidadosamente las palabras "islamista" y "yihadismo", pero cita por su nombre, "Al-Shabaab", al grupo que cometió el atentado.

Dicho "Al-Shahaab" es un grupo terrorista islámico surgido en Somalia y cuya traducción es "Movimiento de Jóvenes Muyahidines". Según el diario digital e-noticies, el parlamento regional "ha evitado condenar el terrorismo islamista" en su comunicado.

El texto aprobado es el siguiente: "El Parlamento de Cataluña se muestra consternado por el brutal atentado perpetrado por Al-Shabaab el 2 de abril pasado en la Universidad de Garissa, al noreste de Kenya, que causó la muerte de 147 personas, la mayoría estudiantes. El Parlament rechaza y condena contundentemente este atentado, y reitera su oposición a cualquier tipo de violencia y al ataque contra la vida, los valores democráticos y la convivencia entre pueblos y religiones. Por este motivo, se solidariza con la población keniata y somalí afectada por el atentado, y también con todos los países que padecen terrorismo o fundamentalismo de cualquier tipo".

A pesar de la precisión geográfica del enclave de la matanza, la nota pasa por alto el credo de las víctimas así como la adscripción de los asesinos. El texto ha sido suscrito por todos los grupos en plena polémica sobre los vínculos de una fundación de Convergència con un connotado salafista marroquí que fue expulsado de España en 2013 por su actividad "pastoral".

A continuación