El abad de Montserrat ejerce de mediador entre Mas y Junqueras

Mas coincide con Pujol en Montserrat mientras el superior benedictino trata de que el president y el líder de ERC se pongan de acuerdo.

Pablo Planas (Barcelona)

Las desavenencias políticas entre el presidente de la Generalidad, Artur Mas,y el líder de ERC y teórico jefe de la oposición, Oriol Junqueras, han derivado en un profundo desencuentro personal. A Mas le fastidió que Junqueras no se refiriese a la querella en su conferencia para pedir elecciones anticipadas con candidaturas de partido, y más todavía que después le ofreciera continuar en la presidencia aún en el caso de que perdiera los comicios. Junqueras, por su parte, desconfía del independentismo de Mas, cree que antes de romper con España aceptaría un acuerdo económico-fiscal y ha constatado que le ha hecho lo que vulgarmente se conoce como la cama en relación a las bases del independentismo, la ANC y Òmnium, que ven ahora en Mas un líder más capaz, realista y consistente que Junqueras.

La jugada del 9N, considerada una tibieza por la cúpula de ERC, le salió redonda al president en términos de liderazgo. Prometió urnas y papeletas y hubo urnas y papeletas, lo que le confirió la credibilidad entre la militancia del separatismo que Junqueras le niega. Y sobre esa recién adquirida patente de corso independentista es desde la que Mas reclama a Junqueras que se integre en una lista única como fórmula magistral para convertir unas elecciones autonómicas en un referéndum de autodeterminación y de rebote borrar las huellas de Pujol del pasado de Mas y de las siglas de CiU.

A propuesta de los partidos, la ANC y Òmnium

El desencuentro es tan acusado que desde diversas instancias del nacionalismo se ha pedido la mediación en el conflicto personal entre Mas y Junqueras del abad de Montserrat, Josep Maria Soler, ferviente partidario del "derecho a decidir" y que tuvo que ser desautorizado por la Santa Sede, ya en tiempos del Papa Bergoglio, por afirmar en el Vaticano que reconocería encantado una república catalana.

La página de información religiosa Germinans Germinabit en un texto titulado La insólita mediación del abad Soler, da cuenta de lo siguiente: "La principal preocupación del abad de Montserrat se centra en que Artur Mas y Oriol Junqueras no se ponen de acuerdo en el cómo y el cuándo de la próxima cita electoral". "Los dos partidos -continúa el texto- llevan discutiendo desde el mismo día después de la consulta del 9N sin llegar a acuerdo alguno, por lo que representantes de ambos partidos y de las asociaciones promotoras de los fastos -sabedores que si no se ponen de acuerdo en una cita electoral menos lo harán en una declaración de independencia- han acudido a interesar la mediación del abad montserratino y éste no se ha negado".

Funeral en Montserrat con Jordi Pujol

Este pasado lunes podría haber tenido lugar el primer episodio de la mediación de Soler. La misma página informa de que el presidente de la Generalidad estuvo presente en el funeral por el padre benedictino Marc Taxonera, oficiado por Soler. Quien también estaba en el oficio era, explica esta página, Jordi Pujol: "En lugar bastante discreto como consecuencia de sus problemas personales y familiares con la justicia, estaba el expresidente Jordi Pujol, gran amigo del religioso fallecido, ya que el benedictino fue el gran artífice de que su partido (Convergència Democràtica de Catalunya) se pudiera fundar en el monasterio en el año 1974".

A continuación