Siete heridos en un atropello múltiple en Oviedo

El conductor alegó que confundió el acelerador con el freno. No se teme por la vida de ninguno de los atropellados.

LD/Agencias

Siete personas han resultado heridas este miércoles, cuatro de ellas de gravedad, tras un atropello múltiple causado por un conductor que invadió con su vehículo una isleta para peatones en la plaza de La Escandalera de Oviedo, muy transitada en el momento del siniestro al tratarse de la zona más comercial de la ciudad.

El accidente se produjo a las 14:30 horas cuanto el turismo Hyundai que conducía un hombre de entre 60 y 70 años circulaba por la calle Marqués de Santa Cruz y, tras atravesar Uría, giró para enfilar la calle Argüelles y arrolló a gran velocidad el semáforo de la isleta, que quedó destrozado, y a varios de los peatones que se encontraban en la misma.

Testigos presenciales señalaron a Efe que algunos de los viandantes arrollados salieron "volando" a consecuencia del impacto y consideraban "milagroso" que, dada la violencia del impacto, el accidente se hubiera saldado sin consecuencias más graves.

Tras el choque, el vehículo siguió circulando aún, con una rueda reventada y daños en un lateral, por la calle Argüelles, donde estuvo a punto de colisionar con un autobús de transporte urbano y pudo ser detenido a un centenar de metros por una patrulla de la Policía Nacional que se encontraba en la zona.

Fuentes policiales han señalado que, tras ser detenido, el conductor, que ha dado negativo en la prueba de alcoholemia y que se encuentra en los calabozos de la Policía Local a la espera de pasar a disposición judicial, aseguró a los agentes que el accidente se debió a una confusión al haber pisado el pedal del acelerador en lugar del freno como pretendía.

A la zona se desplazaron seis ambulancias y equipos médicos que comenzaron a atender a los heridos, que habían recibido ya los primeros auxilios de los viandantes que transitaban por la zona y que los habían cubierto con sus abrigos mientras llegaban las asistencias sanitarias.

Tras ser estabilizados, los siete fueron trasladados después al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) donde permanecen ingresados aunque no se teme por la vida de ninguno de ellos.

Según fuentes hospitalarias, tres de los heridos presentan lesiones leves mientras que los otro cuatro sufren todos ellos traumatismos craneoencefálicos y, en algunos casos, de otro tipo, fundamentalmente en brazos y piernas.

A continuación