Detenido el hombre obeso que se montó en el burrito de Lucena que murió poco después

El hombre, que pesa casi 150 kilos, está acusado de un delito de maltrato animal. Ha quedado en libertad con cargos.

LD/Agencias

El juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Lucena (Córdoba) ha acordado dejar en libertad con cargos al hombre de 38 años detenido este miércoles, después de que la pasada semana se montó en una cría de asno de pocos meses de edad, que se encontraba en el Belén que el Ayuntamiento de Lucena tiene instalado en la Plaza Nueva, y posteriormente falleció.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, que detallan que el varón está acusado de la supuesta comisión de un delito de maltrato animal, tras haber pasado a disposición del juez una vez que los agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Lucena y Cabra lo han detenido en la mañana de este miércoles.

Según informa el Cuerpo Nacional de Policía, los hechos ocurrieron el pasado miércoles día 10 de diciembre a media tarde, cuando el ahora detenido se quiso fotografiar subido en uno de los dos pollinos del Belén, para lo cual, saltó la valla del establo, apartó supuestamente a patadas al menor de los animales y se montó en el mayor. Unos días después, el primero de los burros falleció por causas aún por determinar a través de los informes veterinarios correspondientes.

Al respecto, la Policía apunta que ni el propietario de los animales, ni ninguna asociación ni organismo oficial, acudió a Comisaría a denunciar los hechos, si bien la Policía Local inició hace unos días una investigación, de la que dio constancia al Juzgado de Instrucción de Guardia este martes.

De este modo, se han iniciado las oportunas investigaciones que se están desarrollando en estos mismos momentos, tras la detención del sospechoso por parte de miembros de la Policía Nacional.

"Repulsa" de los animalistas de Podemos

Mientras, el Círculo Podemos Animalista Lucena y la Asociación de Defensa del Borrico (Adebo) apuntaron este martes en una nota que el burro, de unos cinco meses de vida, "fue literalmente reventado por un individuo, cuya foto a través de 'WhatsApp' circula por todo el pueblo a modo de 'hazaña'".

En este sentido, indicaron que "el individuo, sin que hubiera Policía Local alguno que le prohibiera el acceso, cruzó la valla, zarandeó a Platero -nombre del animal-, hasta que 'a galope' posó orgulloso sus casi 150 kilos de peso sobre su frágil cuerpo de algodón, como diría Juan Ramón Jiménez, hiriéndolo de muerte".

A continuación