UPyD fuerza al resto de partidos a retratarse con la reducción de aforados

La formación magenta volverá a llevar al Congreso, dentro de sus medidas contra la corrupción, la necesidad de reducir el número de aforados.

LD/ Agencias

El grupo parlamentario de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) volverá a llevar este miércoles al Pleno del Congreso la necesidad de reducir el número de aforados políticos que existen en España, y lo hará mediante una interpelación al Gobierno que dará lugar a una votación en la siguiente sesión plenaria, presumiblemente en enero o febrero.

La formación magenta viene pidiendo desde el inicio de la legislatura la supresión de lo que considera un "privilegio", pero apunta que ahora es "imprescindible" adoptar "sin más dilaciones" esta medida para "prevenir, combatir y condenar" la corrupción "sistemática" que inunda nuestro país.

El pasado mes de noviembre, la formación magenta ya lo planteó dentro de su paquete de medidas en pro de la regeneración democrática y contra la corrupción. En concreto, reclamaba una reforma exprés de la Constitución para eliminar el aforamiento de los diputados, senadores y miembros del Gobierno.

La misma que el pasado día 27 pidió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el debate de totalidad de los dos proyectos de ley anticorrupción que defendió el Pleno de la Cámara Baja como prueba de su voluntad de combatir la corrupción y para lanzar un contundente mensaje a la ciudadanía.

Si se hizo con el 135, ¿por qué no ahora?

La líder de UPyD argumenta que si la reforma del artículo 135 de la Constitución para priorizar el pago de la deuda se acordó en 2011 "en 48 horas en un despacho", hacer lo propio para suprimir los aforamientos de parlamentarios y miembros del Ejecutivo es sólo cuestión de "voluntad política".

El pasado junio, el propio Rajoy anunció que el Gobierno iba a estudiar la posibilidad de acometer una reducción de los 10.000 jueces, magistrados, parlamentarios nacionales y autonómicos que disponen de un fuero especial para ser juzgados por los tribunales superiores de las comunidades autónomas y el Supremo.

Sin embargo, durante su intervención del 27 de noviembre en el Congreso, en la que anunció diversas medidas anticorrupción, el jefe del Ejecutivo obvió este asunto, incluso cuando algunos grupos, como la propia UPyD, volvieron a ponerlo encima de la mesa.

En un comunicado recogido por Europa Press, Rosa Díez avisa de que la corrupción "se ha convertido en una plaga que ha acabado por contaminar a todas las instituciones del Estado sin excepción" y cree "imprescindible adoptar sin más dilaciones importantes medidas que sean eficaces para prevenir, combatir y condenar la trama corrupta y a todos los que la organizan y se benefician de ella". "Hemos de hacerlo sin dilación, antes de que se ponga en peligro el propio sistema democrático que tanto esfuerzo nos ha costado construir", sostiene.

Diputados, senadores y ministros

E insiste en la fórmula de la reforma puntual de la Constitución para suprimir el aforamiento de parlamentarios y del Ejecutivo: "Ha llegado el momento de empezar por nosotros mismos y llevar a cabo una modificación puntual y urgente de los artículos 71.3 y 102.1 de la Constitución Española a fin de suprimir todos los supuestos de aforamientos de los diputados, senadores y Gobierno", emplaza.

El Gobierno del PP deberá ahora volver a hacer frente a un requerimiento en este sentido que previsiblemente se plasmará en la moción que UPyD someterá a votación en el siguiente Pleno del Congreso, ya sea a finales de enero o ya en febrero.

A continuación