Un etarra reconoce que el vídeo del desarme de ETA fue propagandístico

Lo califica de "un acto político puro" y "una afronta" a la policía antiterrorista de España y Francia.

LD / Agencias

El etarra Ibón Gogeascoetxea defendió este viernes en su juicio en París (Francia) que el contenido del vídeo de febrero pasado sobre el supuesto inicio del desarme de la banda fue "un acto político puro" y "una afronta" a la policía antiterrorista, que calificó de "simulacro". "Lo que se mostró es un gesto puro de nuestra voluntad", señaló en referencia a ese vídeo grabado en las proximidades de Toulouse, en que se veía a varios etarras y a dos miembros de la llamada Comisión de Verificación que comprobaban la presunta neutralización de una serie de armas presentadas en una mesa.

Gogeascoetxea, de 49 años y quien está siendo juzgado en apelación por el Tribunal de lo Criminal de París junto a otros seis terroristas que formaron parte de la estructura logística de ETA, replicó así a la declaración del pasado día 4 de Laurent Hury, comandante de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) de Francia. Hury, tras la proyección del vídeo, dijo entonces que los representantes de la Comisión se habían limitado a echar un vistazo rápido a las armas y al material expuesto y a firmar un documento, por lo que fue "un simulacro de nada".

"No hubo en absoluto ninguna verificación" y como policía francés "no puedo llamar a eso una neutralización de armas", ya que ni siquiera las marcaron y, desde entonces no se ha producido ninguna entrega de material militar a las fuerzas del orden, afirmó.

Este viernes, Gogeascoetxea dijo que el hecho de que se pudiera llevar a los dos "verificadores" -que señaló que eran objeto de seguimiento policial- hasta el piso adonde también se transportaron las armas, supuso "una afronta" y "un desafío" para las fuerzas del orden porque los etarras demostraban "lo que todavía somos capaces de hacer". En cuanto a la cuestión de si es una prueba de desarme, quitó importancia al hecho de si se han neutralizado o destruido las armas, porque, aseguró, "cada vez que el pueblo vasco ha querido armarse (...) siempre hemos tenido la capacidad".

Poco antes había reiterado que la banda ha renunciado a la lucha armada y plantea la defensa de sus "reivindicaciones por medios puramente democráticos". Hizo hincapié en que ahora "la prioridad es resolver las consecuencias del conflicto" e instó al tribunal a que "haga un llamamiento a las autoridades francesas competentes" para que "desplieguen todas las vías posibles" para ponerle fin.

Tras otra declaración de Zígor Garro, el juicio quedó visto para sentencia, que se conocerá este viernes tarde o esta noche, cuando los jueces terminen su deliberación. La Fiscalía ha pedido hasta 25 años de cárcel para Mikel Carrera Sarobe, "Ata", 22 para Zígor Garro Pérez, "Tonino", y también 22 para Marina Bernadó Bonada, "Doktoka", por su participación en una serie de robos de material en Francia, mediante el secuestro de rehenes, entre finales de 2005 y 2006.

A continuación