Bronca de Carrascal a 'ABC' en 'ABC'

Vuelve la economía a las portadas porque dice Rajoy que la crisis ha terminado.

Pilar Díez

El Mundo abre su portada con que "el Banco de España cuestiona la opinión de Guindos sobre Bankia", aunque el periódico sigue muy afectado por lo poco que cobra Rajoy. Casimiro no ha podido pegar ojo y dice, por segundo día consecutivo, que "el panorama que ofrece el sistema de retribuciones es de todo punto irracional". "Es completamente ilógico que quien más responsabilidades tiene, quien toma las principales decisiones en el país, tenga una remuneración menor que sus subordinados", "lo razonable es que el presidente del Gobierno fuera quien más cobrase", "los 90.000 euros que cobra al año Rajoy se antojan claramente insuficientes". Rajoy, al menos le regalarás un decimillo de lotería, digo yo. A Pedro Sánchez le cae una bronca de campeonato por pedir que se bajen los sueldos de los demás. "Diputados del PSOE critican a Sánchez por su populismo con los sueldos del gobierno". "Pedro Sánchez vuelve a tropezar". Victoria Prego, que también ha pasado la noche en blanco, le sacude hasta en el cielo del paladar. "Es un comentario propio de cliente cervecero y no muy largo de luces en una barra de bar", dice. "Estamos escuchando y examinando a Pedro Sánchez para ver si tiene o no hechuras de presidente del Gobierno" y no, Victoria no lo ve. "Debe ponerse a la altura de la importancia del cargo al que aspira si es que quiere llegar a vestirlo con dignidad". ¿Y para qué?, dirá el muchacho, con la birria de sueldo que va a ganar... Un líder populista "es lo que menos interesa al elector que está pensando en considerar su candidatura como futuro presidente del Gobierno". Estate tranquilo, Pedro. Ayer me di una vuelta por Madrid y no vi electores preocupados por el sueldo de Rajoy.

Federico Jiménez Losantos es de los electores que pasan olímpicamente del sueldo de Rajoy y habla de la pelea por la autoría del "pásalo". "Aunque resulte feo, se entiende el afán de la izquierda en apropiarse de todo lo bueno que se ha hecho en España, desde la seguridad social de Franco a la Transición de la UCD. Lo asombroso es que Podemos, IU y el PSOE se disputen ahora el mérito de lo peor: el Golpe político mediático del 13-M de 2004, jornada de reflexión convertida por la izquierda en día de agitación, cerco y asalto a las sedes del PP, al que acusaban de provocar la masacre perpetrada, según la SER, por islamistas suicidas con varias capas de calzoncillos. Cuando la otra noche el Leninín musitó al oído de Gabilondo que ellos inventaron los SMS para cercar la sedes del PP, que la SER amplificó decisivamente, pensé que Iñaki iba a confesar quién inventó la trola de los terroristas suicidas con varios calzoncillos. No dijo ni pío". No des ideas, Federico, que a Pablo le va a faltar tiempo para decir que también fue él.

La Razón también anda dándole vueltas al sueldo de Rajoy y descubre que hasta el de Podemos gana más. "Iglesias cobra al año 18.000 euros más que Rajoy y 26.000 más que el sueldo base del Rey". Es que este chico tiene que ser siempre más en todo. El editorial de Marhuenda lo dedica a la ley de seguridad ciudadana que se aprobó ayer en el Congreso con numerito de IU incluido. Apunta muy seria La Razón que la ley "cumple escrupulosamente con nuestro ordenamiento constitucional". Hombre, sólo faltaba, si le parece aplaudimos. Ely del Valle, una vez se le pasó el susto al pensar que los de IU con la cara tapada eran "una banda de atracadores que se había colado en el Congreso con la intención de desplumar a sus señorías" -lo que le faltaba a Rajoy, que anda a dos velas- se llevó una agradable sorpresa. Los de IU se habían llevado un "coro para entonar una pieza de Los Miserables a capella, todo un detalle de buen gusto". Estos comunistas están más perdidos que el barco del arroz. Los Miserables. ¿Y así quieren competir con L'Estaca de Podemos?

El País se pone criticón. "Rajoy declara oficialmente la crisis económica como historia pasada". "El exceso de voluntarismo cotiza mal, económica y políticamente". "Conviene ser prudente", dice un cascarrabias amargado llamado Emilio Ontiveros.

ABC coincide con El País pero en plan bien, sin buscar las cosquillas. "Rajoy: 'En muchas aspectos la crisis es historia del pasado'". "Mensaje contundente y de confianza a los empresarios". Los columnistas se han levantado de un humor de perros. Jaime González regaña a Alberto Garzón por taparse la boca con un trapo. Que si "parece mentira que siendo tan joven haga cumbre en el tópico", que si "qué falta de espíritu" , que si vaya "timorata reacción ante el poder", que si "todo lo que se le ocurre es taparse la boca" en lugar de darle "un poquito más de chispa con esposas, grilletes, una bola de hierro en los tobillos" o algo así más vistoso. "Más rebeldía, chaval", acaba gritándole. Carlos Herrera se pone hecho un basilisco con la "previsible payasada", la "performance estrafalaria", la"mamarrachada" de los de IU. "Habrá quien lamente que no sigan así silenciados el resto de la legislatura". David Gistau le riñe por su vocabulario, menuda boca. "Los exabruptos en la columna son para la edad del realismo sucio y demás rapsodias de la resaca. A nuestros años, o se hace precisión, o se calla uno". Y José María Carrascal pone la guinda dándole la bronca a su propio periódico. "Tomando el rábano por las hojas como siempre, los españoles discutimos si la Infanta Cristina debe renunciar a sus derechos al trono, cuando sus posibilidades de acceder a él son tan remotas como la ida a Marte. Lo importante es su papel en los casos Nóos y Aizón, de los que nadie habla. ¿O se ha lanzado lo de sus derechos sucesorios precisamente para que no se hable de lo otro?". Unas precisiones, señor Carrascal, con todos mis respetos. Sí que se habla del papel de la infanta en el asunto, todo el mundo habla de ello menos ABC. En cuanto a si lo de la renuncia a los derechos de la infanta es una cortina de humo, pregúntale a tu director, fue él el primero que habló del tema en su editorial del martes.

La Vanguardia relega al faldón el discurso de Felipe VI ayer en Cataluña. "El Rey advierte ante Mas: 'No podemos permitirnos la división'". Abre reprochando que "Rajoy presume de que la crisis ya es historia". Marius Carol le regaña porque "sólo le faltó decir a los ciudadanos que pueden hacer planes de futuro", qué barbaridad, este hombre está loco, y va luego y dice en el editorial que "ya no es sólo el presidente Rajoy quien dice que la economía española crece" más que el resto, sino "el prestigioso servicio de estudios Funcas", hay "buenas perspectivas para la economía española el año próximo". A ver si somos un poquito más coherentes en portadas y editoriales, córcholis, que ya son ganas de jorobar.

A continuación