"Tráfico de incidencias" y desvío de dinero en el instituto del 'Vátergate'

En este artículo, sin ánimo alguno de exhaustividad, hacemos un memorial de sus actuaciones e irregularidades más notables.

Pedro de Tena (Sevilla)

Con el motivo del asombro suscitado por el traslado de un váter usado por la dirección del Instituto a su nueva sede, estamos repasando algunos de los datos relevantes que arroja el ente de la Junta de Andalucía con el fin de reflejar, como si fuera una radiografía, los mecanismos que lo articulan.

Este jueves repasamos el "tráfico de incidencias" e irregularidades que lo acompañan casi desde su constitución. Quién realmente lo puso en marcha con la finalidad de penetrar en la juventud andaluza fue Gaspar Zarrías, consejero de la Presidencia durante años de Manuel Chaves y del que dependía su primitiva estructura. Pronto, puso en marcha lasa ocho delegaciones, una en cada provincia y llegó a disponer de más de 200 empleados públicos.

Casi desde el principio fue acusado de poner en marcha un mini-ministerio. Por aquel entonces, 1998, el presidente de Nuevas Generaciones del PP era Juan Manuel Moreno y dijo del proyecto de Zarrías que el Instituto Andaluz de la Juventud, dependiente de la Consejería de la Presidencia, "se ha creado con dinero público como una estructura política de la Junta" para "fomentar el clientelismo". Además, hizo un estudio que demostró el reparto "arbitrario y manipulador" de las subvenciones de la Junta a las delegaciones de Juventud de los ayuntamientos andaluces. Mientras la capital onubense, gobernada por el PP, recibió 5,1 pesetas de subvenciones en materia de Juventud por habitante, Málaga -gobierno PSOE- recibió 7,6 pesetas, Jerez -gobierno andalucista- 31,2 pesetas y Palma del Río -gobierno socialista- 289 pesetas por habitante.

Sin ánimo alguno de exhaustividad pero a ser posible en orden cronológico, hacemos un memorial de sus actuaciones e irregualridades más notables.

Actuaciones curiosas del Instituto

Si en 1996, su director general, Federico Pérez Peralta dijo que los jóvenes de derecha estaban expuestos a infecciones sexuales por no usar el presenrvativo, la memoria editada por el Instituto Andaluz de la Juventud -IAJ- sobre el teléfono de información sexual para jóvenes -TISJ- desde 1999 y hasta 2001 recogía la existencia de mujeres que están tomando la píldora postcoital, más conocida como la píldora del día después, como si se tratara de "caramelos".

El Instituto Andaluz de la Juventud, dependiente de la Consejería de Presidencia, repartió a primeros de diciembre de 1998 una partida de condones que estaban caducados. Desde primera hora de la mañana del día 2, la mesa informativa montada por el Instituto Andaluz de la Juventud en el vestíbulo de la Biblioteca Pública de Jaén estaba repartiendo preservativos y folletos informativos a los jóvenes que accedían a este edificio, hasta que los técnicos se percataron de que los profilácticos estaban caducados. Inmediatamente, los encargados de la mesa procedieron a retirarlos.

Pero lo de los condones era un objetivo emblemático del Instituto. De hecho, el Gobierno andaluz gastó desde 2007 a 2010 más de medio millón de euros, exactamente 571.800 euros, en preservativos que distribuía de forma gratuita entre diversas ONG y organismos públicos en las ocho provincias para las campañas de prevención de enfermedades de transmisión sexual y el sida. Sólo para 2010, la consejera de Salud, María Jesús Montero, solicitó 2.500.000 preservativos masculinos, 500.000 sobres lubricantes, 75.000 packs de preservativos extrafuertes y lubricantes y 17.000 diques dentales para practicar sexo oral de forma segura. Receptores especiales de condones fueron el Instituto Andaluz de la Juventud, el Consejo de la Juventud y el Instituto Andaluz de la Mujer.

El Instituto Andaluz de la Juventud tuvo que retirar su apoyo al Salón Internacional de Cómic de Granada porque dio paso a una gala calificada de "ofensiva, injuriosa y soez" En la misma, se incluyeron escenas explícitas de sexo en un espectáculo ideado y dirigido por Juanma Bajo Ulloa, donde actores porno caracterizados como talibanes quemaron estampas de una virgen, de Federico García Lorca y de Rosa López, triunfadora de la Operación Triunfo. Por si fuera poco, practicaron sexo real en el escenario y se mofaron del atentado sobre las torres gemelas de Nueva York de 2011.

El sectarismo del IAJ fue tal que incluso llegó a dejar fuera a Nuevas Generaciones, la organización juvenil del PP, de la elección de los órganos de gobierno del Consejo de la Juventud de Málaga Nuevas Generaciones acusó al IAJ de "sectarismo" y recordó que se trataba de la organización juvenil más importante de la provincia con 2.500 asociados. No sólo dejó fuera a NN.GG sino a otras entidades no amigas de la Junta de Andalucía y del PSOE, alegando defectos de forma justo antes de la asamblea e impidiendo el recurso correspondiente.

Una de las actuaciones "sociales" más notables fue el despido de 11 trabajadores de la empresa pública Inturjoven en 2011, dependiente del Instituto sin previo aviso, algo menos del 25% de la plantilla del departamento. Algunos trabajadores calificaron estos despidos de "discrecionales y arbitrarios". Hasta UGT rechazó los despidos.

En 2012, gracias a CSIF, se supo que Inocencia Pereda llevaba diez años siendo contratada por distintos organismos de la Junta de Andalucía de la misma forma en que se la ha contratado ahora por la Delegación de Innovación. Pero junto a esos contratos, la afectada obtuvo otros. Así, en octubre de 2009 se le adjudicaron 30.000 euros para "tareas de formación" desde el Instituto Andaluz de la Juventud. Tras la denuncia, Pereda fue contratada en la Delegación de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía en Málaga aunque no habría superado proceso selectivo alguno para convertirse en inspectora para el seguimiento de cursos de cooperativas, usurpando con ello funciones que competen al personal funcionario.

Ya en 2013, el Instituto dirigido por el socialista Raúl Perales, editó y distribuyó un libro de cómics en el que se incluyeron descalificaciones y mofas hacia el trabajo de los funcionarios. El libro se llamaba Órbita 76, de Gabriel Noguera y José Pablo, quienes con la obra habían ganado el año anterior el certamen de cómic del programa Desencaja que convoca el IAJ. El premio consistía en la edición del cómic –del que se habían impreso 1.500 ejemplares con un coste de 4.160 euros para las arcas autonómicas– más el pago de los derechos de autor, que ascendieron a 3.000 euros.

Desvío de dinero

El director general del Instituto, Federico Pérez Peralta, participó personalmente en el desvío de dinero de su organismo hacia actividades electorales del PSOE. De hecho, el IAJ financió, en 1998, actos electoralistas del PSOE con asociaciones de vecinos, pagándoles las vacaciones en albergues juveniles de la red de Inturjoven, obviando el objeto social de ambas empresas de Presidencia. Fue el propio Pérez Peralta quien dio luz verde al gerente de Inturjoven, Juan Manuel Castillo, para gestionar los servicios turísticos y el pago del viaje y la manutención de al menos siete asociaciones de vecinos gaditanas en albegues juveniles a cuenta de un convenio de aproximadamente 110 millones firmado con Inturjoven para `camuflar' este tipo de actividades vía facturas internas.

De este modo, en 1998, 27 miembros de la asociación de vecinos Bahía Gaditana pasaron dos días en Viznar; 50 miembros de la asociación El Populo estuvieron del 22 al 24 de mayo en El Bosque; 52 miembros del colectivo Santa María, del 29 de agosto al 2 de septiembre en Cazorla; otra vez El Populo, del 25 al 30 de septiembre, en Cazorla; 50 miembros de la asociación Buena Vista, del 7 al 14 de agosto en Granada; y dos actividades turísticas a la asociación María Auxiliadora en Cazorla.

Precisamente, Federico Pérez Peralta fue el responsable de coordinar la campaña de las municipales del PSOE en la provincia de Cádiz el año electoral de 1999.

En el año 2000 se supo que el Ayuntamiento sevillano de Los Palacios, gobernado por el PSOE, construyó la piscina municipal de Maribáñez con los cargos presupuestarios de la construcción de un albergue-campamento que, teóricamente, estaría incluido en la red de Inturjoven. Sin embargo, ni el albergue-campamento juvenil se promociona en los folletos y la cartelería de Inturjoven, ni la propia empresa pública de la Junta gestionaba directamente este espacio, que está a cargo de la empresa Idelpa, de carácter público y capital social del Ayuntamiento de Los Palacios.

Entre los cargos del IAJ, ha habido varias condenas judiciales. En 2004, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía -TSJA- declaró procedente el despido de R.S.R., presidenta del Consejo de la Juventud de Andalucía que se contrató a sí misma como "representante institucional y coordinadora política" con un sueldo de 1.472 euros al mes. La Sala de lo Social del TSJA relató en la sentencia que R.S.R. fue designada presidenta de la Comisión Permanente del Consejo de la Juventud en la asamblea celebrada el 11 de noviembre de 2000, y en marzo de 2002, esa misma Comisión, presidida por ella misma, decidió "liberarla con salario idéntico a una titulada media". En diciembre de 2002 una nueva asamblea del Consejo de la Juventud acordó cesar a la Comisión Permanente, por lo que notificó a R.S.R. su despido "al haber finalizado la obra o servicio para la que se la contrató".

El Mundo de Andalucía publicó en 2008 que la directora financiera de la empresa pública Inturjoven, Elvira Pérez Rueda, encargaba sus viajes a la agencia de viaje en la que figuraba como administradora. De acuerdo con las facturas que se exhibieron, Pérez Rueda había requerido servicios de Viajes Pérez Cubero SL -empresa familiar radicada en Córdoba con licencia de agencia de viaje minorista desde 1992 y en la que ella figura como administradora- al menos dos veces en los últimos trece meses Además, había adjudicado contratos a la empresa de autocares Trapsa que luego había subcontratado algunos servicios con la sociedad Córdoba Bus, de la que ella era consejera y secretaria.

A continuación