La UE dice a España que las devoluciones en frontera podrían ser ilegales según cómo legisle

El comisario europeo visitará Ceuta y Melilla en próximos días. Se reunió con Fernández Díaz la pasada semana.

LD / Agencias

El nuevo comisario de Inmigración, el conservador griego Dimitris Avramopoulos, ha avisado este martes ante el pleno del Parlamento Europeo de que la legalización de las devoluciones en frontera que prepara el Gobierno de Mariano Rajoy podría vulnerar la legislación de la UE en función de cómo sean legisladas. Ha expresado además su "preocupación" por las noticias sobre "expulsiones sumarias" y el supuesto uso de violencia contra los inmigrantes en Ceuta y Melilla.

El Ejecutivo comunitario no dudará en actuar contra España si se confirma que vulnera la legislación de la Unión Europea, pero espera que el Gobierno español acepte introducir los "cambios necesarios" sin que sea necesario abrirle un expediente, según ha explicado Avramopoulos.

"Las recientes propuestas para enmendar la legislación respecto a lo que algunos denominan devoluciones en caliente podrían no estar en conformidad con las obligaciones que impone la legislación de la UE y la internacional", ha asegurado el comisario de Inmigración en respuesta a una pregunta oral presentada por los grupos socialista, liberal, verde, Izquierda Unitaria y euroescépticos.

"La Comisión está preocupada por las informaciones que vienen de ONGs y de los medios de comunicación sobre expulsiones sumarias de inmigrantes desde Ceuta y Melilla a Marruecos, así como sobre malos tratos. Nos tomamos estas alegaciones muy, muy en serio. Por este motivo, la Comisión está en contacto con las autoridades españolas sobre esta cuestión", ha proseguido Avramopoulos.

El responsable de Inmigración ha explicado que ya ha abordado estas cuestiones con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, con el que se reunió hace dos semanas en París, y que tiene previsto visitar en breve Ceuta y Melilla aceptando la invitación de España.

"La Comisión no dudará en adoptar las medidas apropiadas cuando hay pruebas de que un Estado miembro ha violado las leyes de la UE. Pero confío en que el diálogo que hemos abierto con las autoridades españolas tendrá resultados positivos y conducirá a los cambios necesarios", ha concluido Avramopoulos.

A continuación