La prensa de un vistazo

Carlos Herrera pierde la paciencia con tanto "gilipollas" como hay en España

La prensa repite como loros la tontuna esa de que Cayetana de Alba hizo lo que quiso. Con la pasta que tenía, ya podía.

Pilar Díez

El Mundo le tenía manía a la duquesa de Alba a juzgar por la foto que han puesto de la pobre mujer. Una ilustración de Ricardo que asusta al miedo. "La duquesa más libre", titula. "Vivió como quiso", dice Casimiro. Se lo podía permitir. Ser libre y muchas cosas más. En contraste, el periódico abre su portada con la noticia de que "el 34% de los trabajadores españoles gana menos de 645 euros". Seguro que estos no viven como quieren. El editorial hace balance de los tres años de Rajoy. "Rajoy está haciendo los deberes en materia económica" pero "se ha mostrado demasiado indeciso para acometer el imprescindible cambio que necesita el país en la forma de hacer política". No ha "hecho frente con decisión a la corrupción" y en Cataluña "se ha comportado con dejadez e ineficacia". Vamos, un suspenso como una casa. Como deberes para recuperar "en este año que le queda, el Gobierno debe actuar con decisión para encauzar mediante la negociación el encaje de Cataluña en el Estado -ya ni siquiera la llama España- y para emprender la verdadera generación democrática que necesita España. Dos graves asuntos que no pueden esperar a la próxima legislatura". Pues no pides tú ni na. Verás como sí que pueden esperar.

Federico Jiménez Losantos dice que hay que ver la cantidad de cosas que pasan en 20-N. En 1936 murieron José Antonio Primo de Rivera y Buenaventura Durruti, en 1975 murió Franco "y ayer, 39 años después, moría la duquesa de Alba, se cumplían tres años de Rajoy en el poder y se anunciaba la defunción del pacto de Ciudadanos y UPyD, última posibilidad de regenerar el sistema dentro de la democracia". Pero tampoco hay que caer en la desesperanza, "España tiene un sistema político que se puede limpiar. Por desgracia, en la senda constitucional que España emprendió hace 39 años hemos perdido la ley. Antes, se nos perdió España". Lo dicho, hay que ver las cosas que pasan los 20-N.

"UPyD y C's rompen entre acusaciones", dice El Mundo en páginas interiores. Cuenta que Rosa Díez propuso a Rivera que presentaran listas conjuntas sólo en Cataluña. No, si tonta no es la moza. El caso es que Rivera, que tampoco se chupa el dedo, le ha dicho que si le ha visto cara de tonto. Parece que Rosa, que tiene una mala uva de agárrate y no te menees, repartió entre los periodistas un informe sobre Ciudadanos acusándoles de no defender "un proyecto nacional" y no cumplir "lo mínimos exigibles de democracia interna ni de transparencia". Doña Rosa hablando de democracia interna después de lo de Sosa Wagner. Hay que tener cara dura. Victoria Prego está indignada. "Lo de la unión fallida no sólo es un fracaso estrepitoso que no tiene ya enmienda posible. Es, en realidad, un desprecio, un corte de mangas a una parte de la población que se siente huérfana de opciones políticas en las que depositar su confianza". Dice Victoria que "el espectáculo que ofrecieron ayer es para olvidar". "Ahora tienen asegurado el fracaso en las elecciones generales". Pero "lo peor es que hay algo de traición a las esperanzas de tantos y tantos españoles que no tendrán la oportunidad de abandonar su orfandad". Qué semana de disgustos llevas, Victoria, menos mal que es viernes.

El País sigue con la obsesión catalana. "Mas asume la querella como un estímulo para la independencia". Y que "la vicepresidenta catalana dice sentirse 'empujada fuera de España'". A esas sensaciones hay que prestarles mucha atención, señora vicepresidenta, a veces están fundamentadas. Tampoco le hace ascos El País a decir bobadas sobre la duquesa de Alba. "La muerte de Cayetana Fitz-James une a toda la familia". Como todas las muertes en todas las familias. Luego dura lo que dura. El editorial habla del "apaño" que firmaron PP y PSOE a principios de semana para que no nos enteremos de la vida padre que se dan senadores y diputados. Tras varios días de intensa reflexión, El País ha llegado a la conclusión de que "esta regulación de mínimos responde a la mentalidad imperante en ciertas cúpulas políticas, que continúan sin asumir como obligado informar a la ciudadanía de lo que se hace con su dinero". Se creen que "por tener un acta de parlamentario es lógico y natural que los gastos corran a cargo de los contribuyentes y que ni siquiera sea necesario justificárselo". Pues nada que decir, totalmente de acuerdo.

ABC le dedica a la duquesa toda la portada. "Adiós a la duquesa de todos". En fin, se lo perdonamos por ser el diario monárquico y por respetar el luto. El editorial atiza a algunos periódicos que se han apuntado a la última moda sobre Cataluña de que "es el momento de la política, una especie de bálsamo con el que se resolverá el problema catalán, al tiempo que eximen a la facción secesionista del cumplimiento de la ley". "Periódicos que en su día se abonaron al editorial único", dice en referencia a La Vanguardia, "citan como fuente de autoridad a otros que han comprado el falaz argumento", dice en referencia a El Mundo. "No conviene dejarse engañar por esta corriente ventajista, fruto de argumentos veleta de diarios en convulsos procesos de tensión interna". Esto también lo dice por El Mundo. Carlos Herrera está hoy de un humor de perros y dice que "vivimos en un país en el que el número de gilipollas sobrepasa altamente la media mundial que se considera razonablemente admisible". No da cifras ni dice a qué estudio hace referencia. El cabreo le viene por la penúltima estupidez nacionalista, que consiste en exigir a Madrid que retire la estatua de un marino vasco, Blas de Lezo, por una movida de esas de la guerra de sucesión, ya saben, una de sus chifladuras. "Llama la atención que consistorios enteros estén dispuestos a retratarse como un grupo de imbéciles de baba fácil". Pero Carlos, ¿todavía te sorprende? "Dos perfectos necios de nombre Laporta y Portabella, conocidos por coleccionar estupideces en alud, han conseguido que el consistorio barcelonés eleve a oficial la petición al madrileño de la retirada de la estatua, como si no tuvieran otra cosa que hacer en Madrid que responder a los caprichos de niñatos indocumentados. Lógicamente han motivado más la risa que el lamento". Por aquí es que somos de risa fácil y estamos curados de espanto. "De haber existido idiotas como los mentados, el héroe vasco hubiera muerto de asco por pensar que en su mismo país pudieran existir necios de tal calaña". Pues no te queda por ver, querido Carlos.

La Razón está tan afectada con lo de la duquesa que se ha quedado sin palabras. "Grande", se limita a decir. También dedica el editorial al "apasionado sentido de la vida y de la libertad" de la aristócrata. De vuelta al mundo real, hace La Razón un balance de los tres años de Rajoy y de cómo andan los ánimos por el PP y el Gobierno. "Como si de una maldición se tratase, lo cierto es que el Ejecutivo ha tenido que ir sorteando obstáculos, uno tras otro, en una espiral de desgaste que se ha dejado notar en las encuestas. 'Parece que nos han caído encima la siete plagas'", dicen. Mejor no llamo a Rajoy para felicitarle.

La Vanguardia sigue sacándole jugo a la querella. "Mas ve 'decepcionante' que se responda con una querella". Sí, seguro que está muerto de pena. Y dice que "Rajoy defiende que España es un proyecto 'en absoluto agotado'". ¿España es un proyecto? Pues yo pensaba que era un país ya entradito en años.

A continuación