Federico: "Rajoy va a dejar el marrajo coletudo en manos de la vicepresidenta Cebrián"

Al fin llega el 9-N, pero el impacto del CIS ensombrece su protagonismo. Los periódicos quieren hablar de otras cosas menos manoseadas.

Pilar Díez

El Mundo mata dos pájaros de un tiro: "JP Morgan desaconseja el bono español por Cataluña y Podemos". Aunque el periódico se vuelca hoy con Susana Díaz. "Susana Díaz asegura que Chaves y Griñán deben dimitir si son imputados". El Mundo cae rendidito a los pies de la andaluza que "dio ayer muestras de haber entendido el mensaje" del CIS del terror. Pues ya era hora, porque los ERE ya llevan unos añitos. "El anuncio de la líder socialista marca un cambio en la forma de afrontar los asuntos de corrupción", dice Casimiro, es una "valiente" que va a enfrentarse "a quien la eligió para sustituirle" e incluso "desafía a Chaves". "La determinación mostrada por Díaz es el tipo de gestos que transmite credibilidad sobre las intenciones de los políticos a la hora de acometer la regeneración". No como Cospedal, que "optó por arremeter contra Podemos". A ver si aprenden de Susana en el PP, que "les acaba de enseñar el camino". ¿Habemus candidata? Santiago González le recuerda a Casimiro que su heroína se hace la sueca todos los días y "pastorea el partido de los ERE y los cursos de formación" sin decir esta boca es mía. Eso sí, reconoce que lo que dijo ayer fue "lo nunca oído (...) Ha ido más lejos que ningún otro dirigente de su partido". ¡Pedroooo!, ¿dónde andas, que te roban la merienda?

A Federico Jiménez Losantos le ha llegado un tufillo al cadáver de Rajoy tras el editorial de ayer de un periódico, que por las pistas que da Federico juraría que es El País. "Tras levantar acta del hundimiento del PP y de la negra sombra que sobre el liderazgo de Rajoy proyecta el CIS, el periodista de cámara de la Moncloa, el que presenta al presidente en París y es presentado por la vicepresidenta en Barcelona, propuso la sustitución de Rajoy por Soraya la 'relativa excepción' en la catástrofe del rajoyismo". Federico opina que el presidente no ofrecerá resistencia, que "por lo relajado que parecía ayer Mariano en un acto con empresarios, me da que tiene ya tomada la decisión de dar paso a esa alternativa relativa", dice. ¿Y si está disimulando mientras afila los cuchillos para no alertar a su enemigo? Pero Federico tiene referentes históricos para sustentar esta impresión. "Si Aznar quiso irse del Poder dejando a su señora en manos de Gallardón, léase Prisa ¿por qué no va Rajoy a tomar el olivo dejando la lidia del marrajo coletudo en manos de Soraya Ruiz-Gallardón, dijo de la vicepresidenta Cebrián de Santamaría?".

Curri Valenzuela le responde en ABC que ni de coña. "¿Que el presidente del Gobierno baraja no presentarse a las próximas elecciones generales? ¿Que no quiere seguir cuatro años más en el carro? Están locos". Curri se enfada. "Todos esos que se creen enterados hasta dan nombres: si les haces caso, resulta que Alberto Núñez Feijoo es el candidato del partido y Soraya Sáenz de Santamaría la de los empresarios", dice sin mencionar a Prisa. Son "opiniones sin fundamento alguno sobre lo que hace, piensa, planea y quiere el presidente del Gobierno para el futuro a medio plazo". Y una advertencia siniestra. "La Moncloa está que echa humo esto días" y Rajoy está esperando a que los "ánimos se enfríen y luego actuar serenamente". Soraya, ¿no te ha dado un escalofrío?

ABC no abre su portada con esto, claro, sino con que "la ANC asume el fiasco del 9-N y exige a Mas un gobierno de concentración". Bieto Rubido dice que no se traga el rollo que quiere vender ahora Rajoy de que el 9-N es una fiestuqui de un grupillo de ciudadanos. "Por más que la jornada se vista de iniciativa no oficial, detrás está la Generalitat, lo que hace muy difícil que el Gobierno pueda descartar acciones legales más contundentes". "Una cosa es el respeto a la legalidad, y otra, muy distinta, tratar a los nacionalistas con ingenuidad". Y los demás como si fuéramos idiotas.

El País le roba a ABC el titular que no se ha atrevido a poner. "Rajoy, dispuesto a tolerar el 9-N como libertad de expresión". Algo así como admitimos pulpo como animal de compañía. Hoy Cebrián nos sirve otra entrega de la operación 'tumbar a Rajoy'. Tres titulares para abrir boca. "Cospedal defiende a Rajoy frente a los cobardes que 'quiren hundir el barco'". "Aguirre habla también del PP como una nave que parece que se va a hundir". "Crece la preocupación interna mientras el presidente no prevé cambios". "Rajoy no parece tener ninguna intención de cambiar nada de momento pese a las presiones internas, el hundimiento del PP en las encuestas y la pésima valoración del Gobierno y en especial de su presidente". Esta en toda la jeta. El plato principal viene en el editorial, otra gota malaya en el cogote de Rajoy. De la "regeneración obligada" a la "grave situación del PP". "Uno de los partidos clave para la estabilidad debe reaccionar con urgencia al aluvión de criticas". El PP "camina hacia su destrucción si no reacciona con extrema urgencia". "El desgaste afecta seriamente al presidente del Gobierno", segunda en la cara de Rajoy -hoy no hay mimos para Soraya, todos días no puede ser-. "Rajoy ha tenido que enfrentarse a situaciones objetivamente muy difíciles para España, pero lo ha hecho encerrado en su despacho o en rígidas y escasas comparecencias, y rehuyendo el debate amplio y la explicación pública". "Si el PP no cambia muy pronto de estrategia, el peligro" de Podemos "podría llegar a materializarse". Jo, presidente, no es por nada, pero te están echando a empujones.

La Razón avisa al fiscal de la infanta de lo que le espera en esas páginas y otras como no suelte a Cristina. "Horrach: Si mantienen la imputación a la Infanta me van a crucificar". Qué lo sepas. Marhuenda también tiene sus cotilleos en El Submarino de lo que pasa en el PP. El director de La Razón se dedica a atizar a Arriola, uno de sus pasatiempos favoritos. "Últimamente no ha dado ni una" y "la cúpula del PP es ahora una olla en ebullición y las críticas hacia Arriola, aunque tampoco las únicas, cada vez son más fuertes. Un respeto al votante que siempre fue fiel y ahora está muy harto". ¿Estará Marhuenda pensado en votar a Podemos?

La Vanguardia constata que "Gobierno y Generalitat bajan el tono ante el 9-N". Marius Carol suspira aliviado de que se imponga "el sentido común, la mesura, el equilibrio". José Antich, su antecesor el cargo, se encarga de meter cizaña en esta calma chicha. El gobierno español emplea con el gobierno catalán "estrategias militares", "una guerra de desgaste, acosarlo hasta que se desmoralice y firme su rendición", "el domingo será una auténtica bomba de relojería" y así. ¿Y este es el buen rollito?

A continuación