Detenido y despedido tras ser confundido con un implicado en la Operación Púnica

Su pecado fue compartir nombre con uno de los implicados en la trama corrupta. José Manuel cuenta en esRadio cómo fue detenido y puesto en libertad.

Libertad Digital

La Operación Púnica se ha cobrado una víctima colateral durante el operativo que propició decenas de detenciones en toda España. Es el caso de José Manuel Casado, un profesor de informática de Collado Villalba, que fue confundido con otro de los implicados en el caso y con el que compartía el nombre. Quedó detenido, probó los calabozos y para más inri fue despedido de su trabajo.

Tras aclarar el error y ser puesto en libertad, José Manuel Casado ha sido entrevistado en el programa de En Casa de Herrero de esRadio donde ha explicado cómo sucedió todo. "Pensaba que era una cámara oculta, que alguien me quería hacer una broma", dijo.

Este vecino de Collado Villalba asegura que iba por la calle con su esposa cuando "un policía me dijo que estaba detenido por cohecho". "Mi mujer estaba aterrorizada y ninguno de los dos salíamos de nuestro asombro y no entendíamos nada".

Del coche policial pasó a la comisaría y más tarde al calabozo donde compartió celda con el alcalde de Parla. Según explicó, pese a explicarles una y otra vez que era un error los agentes "se reafirmaban en su decisión y posteriormente me dijeron que todas las pruebas coincidían en mi persona aunque hubiera otra que era la implicada".

Finalmente todo se solucionó pero no sin antes pasar horas encarcelado. Este martes declaró ante la Guardia Civil. "Estaban allí el teniente y el comandante. Me hicieron dos o tres preguntas, el comandante se marchó y al volver dijo que no era la persona que había cometido el delito y que había liberarme", relata José Manuel.

Mientras tanto, este vecino que tuvo la mala suerte de compartir nombre con un implicado en la operación había perdido ya su empleo. Estaba en periodo de prueba y la empresa al ver que faltaba sin justificación al trabajo y sin ponerse en contacto decidió despedirle.

Cuando finalmente se puso en contacto con la empresa "no se creían" lo que les contó por lo que tuvo que pedir a los agentes que lo habían detenido que intercedieran por él. Algo que finalmente hicieron junto al Ayuntamiento de Collado Villalba. José Manuel ha recibido esta tarde la buena noticia de que ha sido readmitido.

Sin embargo, José Manuel cuenta que los agentes "me pidieron disculpas, no tengo ninguna queja de ellos, pues se comportaron de una manera muy correcta y me dijeron que intentarían reparar el daño causado" con el despido en el trabajo.

A continuación