Felipe VI: "Los españoles no somos rivales los unos de los otros"

El Rey y la reina Letizia han presidido la entrega de los galardones. No ha estado con ellos la princesa de Asturias, pero sí la reina Sofía.

Libertad Digital

Los galardonados con los ocho Premios Príncipe de Asturias 2014 han recibido este viernes esta distinción de manos del rey Felipe VI en una ceremonia en el Teatro Campoamor de Oviedo con la presencia de la reina Letizia y doña Sofía.

El escritor irlandés John Banville (Artes); los químicos Avelino Corma, Mark E.David y Galen D. Stucky (Investigación); el historiador francés Joseph Pérez (Ciencias Sociales); la periodista congoleña Caddy Adzuba (Concordia); el arquitecto Frank O. Gehry (Artes) y el dibujante Joaquín S. Lavado Quino (Comunicación y Humanidades) han recibido el galardón de manos de don Felipe, que ha entregado estos premios por primera vez desde su proclamación como rey.

Los reyes han llegado sobre las 18:15 horas al teatro Campoamor, donde han sido recibidos con un gran aplauso y también alguna bandera republicana.

La "emoción" de Felipe VI

En su discurso, el Rey ha evocado la creación de la Fundación de los Príncipe de Asturias y los 34 años "con pocas horas de sosiego" que han pasado hasta ahora. Y ha señalado "con cuánta emoción" ha regresado "ahora como rey" a hacer entrega de los galardones. En ese momento, el público lo ha interrumpido con un gran aplauso y gritos de "Viva el Rey" y "Viva España".

Felipe VI ha destacado el valor de todos los galardonados tras dedicar palabras a sus hijas y a su educación para que crezcan con el "compromiso" hacia la fundación y también a la Reina, presente en el acto, con cuyo "apoyo hemos contado todos estos años".

"Impulso moral" para España

Después de referirse a cada uno de los premiados, Felipe VI se ha referido a nuestro país para decir que "los españoles ya no somos rivales los unos de los otros. Somos protagonistas de un mismo camino". Además, ha afirmado que España precisa de un "impulso moral colectivo" y ser una nación "alejada de la división y la discordia".

Don Felipe ha apostado por "cuidar y favorecer nuestra vida en común", y ha pedido aprender de las "luces" y las "sombras" de la historia de España para no repetir "los errores del pasado".

En su discurso, Felipe VI también ha señalado que el Estado de Derecho vigente en España "no es fruto de la improvisación", sino resultado de la "voluntad decidida del pueblo español", que optó por constituir una democracia en la que "todos, ciudadanos e instituciones" estuvieran "sometidos por igual al mandato de la ley".

"No solo compartimos historia. Compartimos intereses y valores comunes; tenemos una misma voluntad de pertenecer a Europa, de ser Europa. Y sobre todo, compartimos sentimientos", ha señalado.

"Respeto" al marco constitucional

También se ha mostrado convencido de que "la comprensión, la consideración, el afecto y el respeto mutuos son sentimientos arraigados en el corazón de los españoles y compartidos de norte a sur y de este a oeste" del territorio. "Y todos esos sentimientos, ni los debemos olvidar nunca, ni mucho menos perder. Al contrario, los tenemos que preservar y alimentar", ha insistido.

"Queremos una España alejada de la división y de la discordia", ha asegurado, recordando que en su discurso de proclamación el pasado 19 de junio ya señaló "el deber y la necesidad de garantizar, y al mismo tiempo de revitalizar nuestra convivencia".

Pero para "garantizar" esta vida en común, ha precisado, es necesario "respetar y observar" el marco constitucional y democrático, pues es lo que permite "que todos los españoles puedan ejercer sus derechos, que las instituciones y los ciudadanos cumplan con sus deberes y asuman sus responsabilidades, y para que funcione ordenadamente nuestra vida colectiva".

La próxima edición serán ya los Premios Princesa de Asturias, para acomodarse a la actual heredera de la Corona, Leonor de Borbón y Ortiz.

A continuación