El Rey ensalza a los que ejercen el periodismo con "seriedad, rigor y verdad"

La concurrida fiesta estuvo presidida por los reyes de España. Asistieron varios ministros y Pedro J., que también habló.

Libertad Digital

El diario El Mundo celebró este lunes su 25º aniversario en una fiesta en el Hotel Palace que estuvo presidida por los reyes de España y en la que se entregaron los Premios Internacionales de Periodismo, concedidos este año a Javier Espinosa, Marc Marginedas y Ricardo García Vilanova, liberados tras seis meses de secuestro en Siria, y a la columnista Rosa Montero.

En su discurso, Felipe VI rindió homenaje al periodismo, cuya función ve "imprescindible para la construcción y afirmación de la democracia" y también a quienes lo ejercen con "seriedad, rigor y verdad", como los reporteros de guerra, porque hacen de esta profesión "un oficio crucial para la democracia".

A la ceremonia, asistieron numerosas autoridades y periodistas. Entre ellos estuvieron el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, los ministros de Economía, Luis de Guindos, y Educación y Cultura, José Ignacio Wert, y el director de Es la Mañana de Federico y presidente del Grupo Libertad Digital, Federico Jiménez Losantos. También estuvieron, entre otros, Ana Rosa Quintana, Gloria Lomana y Jordi Piqué, el torero Enrique Ponce y algunos de los empresarios más importantes del país.

Don Felipe subrayó que en sus 25 años de vida, El Mundo "ha reflejado el pulso de una sociedad a la que, como todo medio de comunicación, se debe", con el "compromiso" de escuchar las "preocupaciones" de las gentes.

Recordó que ahora el reto de los medios es "reinventarse para hacer frente a los desafíos de un futuro que ya está aquí", algo en lo que no deben olvidar el "rigor" y la "responsabilidad", que son la esencia del periodismo. "A pesar del acceso inabarcable que hoy tenemos a todo tipo de información, la prensa -el periodismo- sigue siendo imprescindible para la construcción y afirmación de la democracia, que es garantía de los derechos humanos, la justicia y la libertad", apostilló.

No mencionó en su discurso al exdirector del diario, Pedro J. Ramírez, que también tomó la palabra en el acto. Muy emocionado, repasó en su discurso la apuesta emprendida hace 25 años, el compromiso del periódico con los lectores, su fidelidad a los principios fundacionales y su periodismo de investigación "tan irritante para unos, tan irritante para otros, tan útil para la sociedad". Al terminar, rompió el papel con su intervención.

El actual director del rotativo, Casimiro García-Abadillo, dijo que El Mundo ha sido un "periódico determinante para España", que ha contribuido a que aumenten las exigencias de regeneración demandadas por los ciudadanos y que en torno a esta cabecera se ha generado una "manera de entender el periodismo".

Entre los 300 invitados también figuraban los presidentes de Extremadura, José Antonio Monago; Murcia, Alberto Garre; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; el líder socialista, Pedro Sánchez, y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

A continuación