Victoria Prego alerta de que el ébola es imparable y llama al Ejército

Tarjetas black, ébola, España en la ONU... Un montón de temas han hecho desaparecer hoy a Cataluña de editoriales y portadas. Un milagro.

Pilar Díez

En El Mundo tarjetas y ébola comparten protagonismo. "Exigen fianzas millonarias a Blesa y Rato por las tarjetas". "Alarma en Sanidad por otros cuatro posibles casos de ébola". El editorial principal se lo lleva el "éxito de España en la ONU al entrar en el Consejo de Seguridad". "Supone la constatación del relevante papel que viene jugando nuestro país en la esfera internacional", dice Casimiro. "La posición privilegiada de España como interlocutora con las potencias latinoamericanas y las buenas relaciones con los países del Mediterráneo y las naciones árabes han tenido sin duda un peso sustancial en el resultado de las votaciones", etc, etc, etc y no les aburro más.

Victoria Prego está presa del pánico. El ébola "ha llegado a occidente y nada evitará que esté presente, cada vez más amenazador, en nuestras vidas". De momento, salvo la enfermera, todos los ingresados están sanos como una manzana, pero "no puede descartarse a estas alturas que alguno de ellos no tenga realmente la enfermedad". Pero Victoria tenía mucha prisa y no podía esperar a los resultados de los análisis para escribir la columna alarmista. Nada nos libra "del riesgo evidente de que la enfermedad se acabe propagando", ¡vamos a morir todos! Con este susto en el cuerpo, Victoria apela al Ejército. "Es oportuno recordar que nuestras Fuerzas Armadas tienen en este campo una práctica acreditada y pueden ser de gran ayuda si las cosas se ponen feas". Uff, menos mal, hay salvación.

Federico Jiménez Losantos cuenta que en Barcelona hay un teatro que ha importado una cosa que se llama "Pay-per-Laugh", que pagas en función a lo que te rías, ya no saben qué inventar. A Federico le parece muy oportuno porque "Barcelona es, sin duda, el sitio adecuado para revitalizar la cosa chistosa, porque de chiste es lo que allí está pasando". De hecho, él se monda de risa. "Lo último del Ubu Mas y el Comandante Quico es el merendéndum que va a sustituir al referéndum que iba a cortar definitivamente esas cadenas que atan a los kunta kintes catalanes a sus despóticos amos de Alabama-drid (…) Lo que no tiene gracia en esta charlotada, que resume, entre otros, los delitos de sedición, prevaricación y malversación de fondos, es que la pagamos todos los españoles, aunque no nos haga maldita la gracia. Claro que entonces ponen la risa enlatada de Rahola en TV3 y como si la tuviera". Federico, que te va a salir carísimo.

El País titula: "Fianzas de 16 millones a Blesa y tres a Rato por las tarjetas negras". Dice el editorial que ahí es donde está la madre del cordero, que hay que "delimitar culpas" y eso se ve en "la cuantía de la fianza". Para completar esta sagaz conclusión considera que "la investigación debe precisar la responsabilidad de los gestores de Bankia en el caso de las tarjetas". Supongo que al editorialista le saldrá humo de la cabeza de tanto pensar. El segundo editorial, sobre el puesto de España en la ONU, rezuma mala leche cebrianesca. "Sobra todo triunfalismo. No es la primera vez que España lo consigue, es la quinta", apunta quisquilloso. Además, "se trata de un puesto rotatorio" y también fueron elegidos "Venezuela, Angola y Malasia", dice en plan cabroncete. "El logro no puede ocultar una realidad preocupante. La progresiva pérdida de peso de España en la escena internacional", y además, "el puesto es temporal". Pobre Margallo, con lo que babean en el Gobierno por una palmadita en la espalda de Cebrián. Desde luego, Juan Luis, qué mala idea, eres cruel. Sobre Cataluña, Carlos E. Cué nos cuenta un secreto. Que "Sáenz de Santamaría se reúne con Duran para impulsar un pacto CiU-PSC". Pues dice La Vanguardia que CDC, que es la C de esa CiU y quien parte el bacalao, "presiona a ERC para la lista electoral unitaria liderada por Mas". Eso les pasa por andar con secretitos.

La Razón se frota las manos "Fianza de 16 millones a Blesa, que se niega a devolver el dinero". El editorial compensa a Margallo por el disgusto de El País. Lo de España en la ONU "demuestra, cuando menos, que nuestro país mantiene el estatus internacional que corresponde a una de las principales economías del mundo", "la imagen de España se ha recuperado " y Margallo "ha sabido trasladar las ventajas de la candidatura". "España recupera el puesto que le corresponde en el mundo". "La ONU certifica el 'Spain is back'", son algunos de los titulares. Hala, Margallo, a secarse las lagrimitas.

También puede consolarse con ABC. El periódico de Vocento va directo a la fuente y deja a Rajoy su Tercera para pavonearse. "Un voto por España", se titula el artículo fimado por el presidente del Gobierno. El editorial hace los coros. "La elección de España como miembro del consejo de la ONU representa un espaldarazo internacional a un país que trata de recuperar el papel que le corresponde en el mundo. El gobierno tiene razones suficientes para felicitarse.... ". En el segundo editorial le echa la bronca a la UE por la crisis de las bolsas. "La preocupante debilidad que presenta la zona euro responde sin duda a los graves problemas estructurales de algunos socios, pero también al desgobierno económico que existe en Europa", porras. Y como va el día de broncas, Hermann Tertsch nos la echa a todos los humanos del primer mundo. "El ébola ha triunfado en el mundo y ya nos anuncian que la vacuna estará lista este próximo año (…) Nadie quería ir a combatir al ébola porque nos sentíamos muy seguros en casa. Y fue el virus el que vino", castigo divino. El caso del ébola "ha expuesto nuestra mayor miseria, el miedo de los afortunados", un "miedo colectivo que nos convierte en ovejas aterradas" y que debiera "llenarnos de vergüenza. Debiera darnos espanto ese terrible efecto del miedo que convierte a una sociedad en un inmenso rebaño de seres indignos en fuga que se desentienden del prójimo inmediato". Síiiii, es verdad, Hermann, perdón, perdón por nuestros pecados, perdona nuestras debilidades humanas, somos pecadores, lo somos, merecemos castigo... Ya saco el cilicio esta noche. Uy, si no tengo.

A continuación