Las peluquerías de Alcorcón se vacían por miedo a contagiarse de ébola

Dueños de peluquerías cercanas al domicilio de Teresa Romero cuentan que no hay clientes por miedo al contagio.

esRadio

La crisis del ébola tiene otra cara, la de las pérdidas económicas que genera el miedo al contagio entre los vecinos. En Alcorcón, localidad donde reside la auxiliar enferma de ébola Teresa Romero, el temor de los vecinos ha dejado vacías las peluquerías y centros de estética al conocerse que fue a depilarse después de ir al médico.

En Es la Tarde de Dieter de esRadio los dueños de algunas de las peluquerías de la zona han comentado la ausencia de clientes desde que se supo que Teresa Romero fue a un centro de estética. Muchos han tenido que explicar que su negocio no fue al que acudió la auxiliar infectada de ébola recordando que estaría clausurado por Sanidad.

Han recordado que el centro de estética al que fue a depilarse está en el centro de Alcorcón y no en el barrio en el que ella vive y que efectivamente está precintado por las autoridades sanitarias.

Para evitar que cunda la alarma la enfermera y coordinadora del Proyecto de Lucha contra el ébola de Médicos del Mundo en Sierra Leona, Pino González, ha recordado que "el virus no se transmite por estar en el mismo espacio en el que ha estado una persona enferma".

Cree que ese miedo es culpa de la falta de información y que "hay que combatirlo con información verídica y rigurosa" porque "hay que decir a la gente cuáles son los medios de transmisión" del ébola.

A continuación